Breguet Reine de Naples 8967STE8786_PR

Con una esfera con volutas azules y un brazalete de tela índigo, el Reine de Naples 8967 de Breguet se viste con tonos celestes.

La Maison reinterpreta el Reine de Naples con un toque de frescura. Esta nueva creación en acero cuenta con una esfera lacada de color azul a juego con un brazalete de tejido vaquero. Con la forma ovalada ligeramente alargada típica de la colección, el Reine de Naples 8967, realizado con absoluto respeto a la más pura tradición relojera de Breguet, palpita al ritmo de un calibre mecánico de manufactura de carga automática.

La esfera de este modelo luce unas volutas azul turquesa hechas con una laca de un azul profundo, dando lugar a una superficie que evoca un cielo constelado de estrellas. Para su realización, el artesano aplica toques de laca clara sobre la materia oscura aún líquida. Los colores se mezclan espontáneamente al contacto y crean un cuadro único.

Las cifras arábigas Breguet 6 y 12 figuran sobre la parte alta y baja de la esfera, pintadas en relieve blanco. El contorno de las horas, centrado a las 6 h, adopta la forma ovalada de la caja. Las líneas grabadas irradian de su centro, puntuadas en su extremidad con rombos facetados acabados con una decoración de polvo plateado. Para facilitar la lectura de noche, un material luminiscente, azul en la oscuridad, ilumina las agujas. Por último, la firma Breguet está grabada entre las 9 y las 12 h y va seguida del número individual de la pieza.

El Reine de Naples 8967 posee una caja de acero con bordes finamente acanalados. Su suave forma ovalada, su corona a la altura de las 4 h y la distintiva atadura de la correa lo convierten en una pieza tan femenina como original.

En el fondo, el cristal de zafiro transparente desvela el calibre 591C y su masa oscilante de oro macizo guilloché. El uso para el escape y la espiral del silicio, dotado de propiedades antimagnéticas, contribuye a la precisión y la fiabilidad del movimiento, que palpita con una frecuencia de 4 Hz. Los 169 componentes de este calibre de manufactura han sido decorados con sumo esmero por los artesanos de Breguet.

La precisión cronométrica del Reine de Naples está controlada en 6 posiciones y el reloj ofrece una hermeticidad de hasta 30 metros de profundidad.

El Reine de Naples 8967 se engalana con matices azules El reloj de una reina

Durante su reinado en Nápoles, Caroline Murat, joven hermana de Napoleón Bonaparte, brindó apoyo a las artes y adquirió más de 30 relojes y péndulos Breguet. En 1810, el relojero, establecido en el Quai de l’Horloge en París, empieza una creación inédita para la reina de Nápoles: un reloj concebido para ser llevado en la muñeca. Se trata del primer reloj de pulsera del mundo. Desde su entrega en 1812 a sus reparaciones en 1849 y luego en 1855 dan fe los archivos de Breguet, que trazan la historia y las características de este reloj hoy desaparecido. Esta creación, de forma oblonga y con una esfera plateada guilloché, comprendía varias complicaciones: una repetición, las fases de la Luna y un termómetro. Por último, la pulsera, hecha de pelo trenzado con hilo de oro, permitía ceñirlo fácilmente a la muñeca.

Breguet Reine de Naples 8967STE8786DESCRIPCIÓN DEL BREGUET REINE DE NAPLES 8967 REF. 8967ST/E8/786

Caja de acero de forma ovalada con carrura finamente acanalada. Fondo de cristal de zafiro. Dimensiones: 43 x 34,95 mm. Grosor: 9,58 mm. Corona facetada. Hermético hasta 3 bar (30 m).

Esfera azul lacada, individualmente numerada y con la firma Breguet. Vuelta de las horas descentrada a las 6horas. Índices 6 y 12 en cifras arábigas Breguet pintadas en relieve. Agujas Breguet luminiscentes en acero.

Movimiento mecánico de carga automática, Calibre 591C. 111⁄2 líneas. 25 rubíes. Reserva de marcha de 38 horas. 169 componentes. Masa oscilante de oro de 22 quilates, guilloché a mano. Espiral, áncora y rueda de escape de silicio. Volante Breguet con tornillos de regulación. Frecuencia 4 Hz. Regulado en 6 posiciones.

Correa en tejido vaquero azul con hebilla desplegable de 3 hojas en acero.