Breguet Tradition 7035

Breguet Tradition 7035

Una interpretación lujosa y de alta joyería del Breguet Tradition para mujeres

La Alta Relojería de Breguet vuelve a visitar la edición femenina de 37 mm del Tradition en modo de alta joyería. Brillando con la luz de los diamantes y el cálido resplandor de los rubíes y los zafiros rosas, el exquisito Breguet Tradition 7035 se une a los modelos 7038 Tradition para mujer existentes. A diferencia de la mayoría de los relojes de mujer con engaste de gemas de alta gama, el Breguet Tradition revela el movimiento en la esfera. Combinado con el impresionante engaste de gemas, el Tradition 7035 es una prueba positiva de que las mujeres pueden disfrutar de lo mejor de ambos mundos.

Breguet Tradition 7035 Lifestyle

Antecedentes

El Tradition hizo su debut en el año 2005, inspirado en la arquitectura de movimiento simétrico de los relojes de souscripción o suscripción de Abraham-Louis Breguet. Con la mayor parte del movimiento mecánico completamente expuesto en la esfera, fue un sueño relojero hecho realidad para muchos amantes de los relojes, un movimiento contemporáneo calado con inventos históricos de Breguet a la vista. En 2015 se añadieron segundos retrógrados y cuerda automática (Ref. 7097), y en 2016 se lanzó el primer reloj de pulsera para mujer de la colección Tradition con la referencia 7038. Alojado en una caja de 37 mm de oro rosa con bisel engastado con diamantes, puentes esmerilados y un grabado floral en el barrilete central, el 7038 fue cautivantemente hermoso, atrayendo a muchas mujeres que disfrutan del espectáculo de un movimiento esqueletizado.

Diseño del Breguet Tradition 7035

La caja, de 37 mm de oro rosa pulido, muestra las características clásicas de Breguet, como las delicadas estrías en la carrura y las asas rectas soldadas con barras roscadas. Al igual que las otras ediciones para mujeres, el 7035 tiene un rubí rojo brillante engastado en la corona y 68 diamantes talla brillante engastados en el bisel. Además, la disposición simétrica de la mecánica en la esfera es idéntica a la de otros relojes Breguet Tradition con segundero retrógrado y cuerda automática.

Breguet Tradition 7035 Esfera

Breguet Tradition 7035 Detalle carrura

Breguet Tradition 7035 Detalle esfera

Breguet Tradition 7035 Detalle bisel

Un engaste centelleante de 74 diamantes talla brillante ilumina la subesfera de horas y minutos a las 12 en punto con su bisel interno de nácar blanco natural para los números arábigos Breguet y las finas agujas Breguet de punta abierta en oro rosa de 18k. Como todos los relojes Breguet, el número individual está grabado en la placa en forma de arco que se extiende desde las 10 hasta las 2 en punto debajo del bisel interno.

El indicador de segundos retrógrados a las 10 en punto está configurado con un esquema de color degradado formado por dos rubíes y que disminuye lentamente en intensidad con siete zafiros rosas. Dispuestos alrededor del cuerpo central con su motivo de roseta grabado, los dos puentes simétricos, diseñados por Breguet para sus relojes de suscripción, sostienen el volante y la tercera rueda en su lugar. El ingenioso sistema de protección contra golpes para-chute de Abraham-Louis Breguet unido al martillo de equilibrio se puede ver a las 4 en punto. Los otros puentes en la mitad inferior del movimiento también están finamente grabados, haciéndose eco del motivo de la roseta en el barrilete.

Breguet Tradition 7035 Detalle

Breguet Tradition 7035 Detalle trasera

Sin embargo, lo que eleva este modelo 7035 al ámbito de la alta joyería es la profusión de diamantes engastados con la técnica nieve en la esfera, la placa y los puentes de oro de 18k. Un total de 190 diamantes de talla brillante de diferentes tamaños están incrustados en el oro para evocar el patrón irregular de los copos de nieve en la naturaleza, una técnica generalmente reservada para la alta joyería.

Calibre automático 505J

El fondo de caja, con cristal de zafiro, revela el calibre automático Breguet 505J con un gran rotor dorado decorado con el motivo de roseta del barrilete del lado de la esfera. Equipado con un escape de palanca con paletas de silicio y un resorte de equilibrio Breguet también de silicio, el movimiento late a 21.600 alternancias/ hora o 3Hz y ofrece una reserva de marcha de 50 horas.

Disponibilidad y precio

El Tradition 7035 monta una correa de cuero rosa, y la hebilla, de oro rosa, está engastada con 25 diamantes de talla brillante adicionales. Es una edición limitada a 88 piezas y el precio se puede conocer bajo consulta a Breguet.

Breguet Tradition 7035 Frontal

Características técnicas del Breguet Tradition 7035

Caja: 37 mm de diámetro, oro rosa de 18 quilates, pulido, carrura acanalada, corona engastada con un rubí, asas soldadas con barras roscadas, 68 diamantes de talla brillante engastados en el bisel, fondo de caja de cristal de zafiro, resistencia al agua 30 m

Esfera: calada – base de oro con 74 diamantes talla brillante engastados dentro de la esfera descentrada de horas y minutos con bisel interno de nácar y agujas de oro rosa – segundero retrógrado con rubíes y zafiros rosas a las 10 en punto, también con manecilla de oro rosa – placa de oro y puentes engastados en nieve con 190 diamantes talla brillante – diseño de roseta grabada en el cuerpo central y puentes inferiores

Movimiento: Calibre Breguet 505J – automático – 38 rubíes – Escape de palanca invertida en línea recta con paletas de silicio – Resorte de equilibrio Breguet overcoil en silicio – 21.600 alternancias por hora / 3Hz – Reserva de marcha de 50 horas – Regulado en 6 posiciones

Correa: correa de piel rosa – hebilla de oro rosa engastada con 25 diamantes talla brillante

Referencia: 7035BR/D8/9V6 D00D

Disponibilidad: edición limitada a 88 piezas

Precio: a consultar

Breguet Reine de Naples 8938

Breguet Reine de Naples 8938

Brillo intenso para una nueva edición en homenaje a la tradición real francesa

Breguet continúa el desarrollo de su colección Reine de Naples este año con la llegada de la referencia 8938. Un reloj mecánico automático buena muestra de la maestría artesana de la firma suiza, provisto de una caja de forma ovalada fabricada en oro blanco o rosa, y con esferas, biseles y unión con el brazalete totalmente engastados en diamantes. De una gran perfección técnica y estética, estos relojes se complementan con correas de piel de aligátor de color azul cielo o naranja según versión.

Breguet Reine de Naples 8938BB:8D:964:DD0D Esfera

Breguet se inspira en sus raíces relojeras y en el histórico reloj número 2638, un tesoro del año 1810, para la creación de este modelo, y en la persona a la que fue destinado, Caroline Murat, Reine de Naples, para su emblemática colección contemporánea.

Adornar relojes con piedras preciosas ha sido una tradición muy apreciada por la relojería desde hace más de cinco siglos. A diferencia del engaste concéntrico tradicional, la técnica «nieve» (384 diamantes en la esfera) presenta piedras de diferentes tamaños que cubren la esfera con el fin de minimizar el material aparente en el que se basan. El resultado es un brillo inigualable.

Breguet Reine de Naples 8938BB:8D:964:DD0D Detalle

Breguet Reine de Naples 8938BR:8D:964:DD0D Esfera

Breguet completa la esfera del Reine de Naples 8938 con una subesfera horaria descentrada a las 6 en punto, en nácar blanco natural, en la que bailan los tradicionales y elegantes números, así como las famosas manecillas «à pomme», de Breguet.

Observamos que el engaste continúa en la carrura, el bisel y el elemento de unión con la correa con diamantes de talla brillante, así como en la corona, con un diamante en un raro corte briolette. En total, más de 3 quilates de diamantes iluminan este reloj.

Breguet Reine de Naples 8938BB:8D:964:DD0D Detalle subesfera

Características técnicas, modelos y precios del Breguet Reine de Naples 8938

Breguet ha equipado su nueva Reine de Naples con un movimiento mecánico de cuerda automática, el calibre 537/3 con masa oscilante en platino, 26 rubíes y una reserva de marcha de 45 horas. Cuenta con rueda de escape y áncora suiza en línea de silicio y espiral plana de silicio. Está ajustado en 6 posiciones.

Se ofrece en 2 versiones, en oro blanco con correa azul cielo, con un precio de 49.800 euros, y en oro rosa con correa naranja, con un precio de 48.800 euros, ambos con hebilla desplegable del mismo oro que la caja y engastada con 28 diamantes talla brillante.

Las creaciones de la casa Breguet siempre han seducido y fascinado a las mujeres, con clientes ilustres como María Antonieta, reina de Francia, la marquesa de Condorcet o la emperatriz Joséphine.

Breguet Type XXI 3815. Ediciones limitadas en naranja y verde

Breguet Type XXI 3815. Ediciones limitadas en naranja y verde

El nombre Breguet a menudo se asocia a relojes puramente elegantes equipados con tourbillon, repetición de minutos y otras sofisticadas complicaciones, pero es importante señalar que la marca tiene una fuerte tradición también en la producción de relojes instrumento, y un vínculo único con el mundo de la aviación.

De hecho, Louis Charles Breguet (1880-1955), tataranieto del legendario fundador Abraham-Louis, fue uno de los pioneros de la aviación, y el Breguet Type 20, más tarde llamado Type XX, fue uno de los relojes de piloto más populares producidos en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

Breguet Type XXI 3815 Orange Limited edition 3815TI:HO:3ZU Lifestyle

La colección específica de Breguet dedicada a los cronógrafos deportivos de piloto se amplía este año 2021 con dos coloridas ediciones limitadas del Type XXI 3815, modelo que se presentó en 2016.

Breguet Type XXI 3815 Green Limited edition 3815TI:HM:3ZU Lifestyle

Características del Breguet Type XXI 3815 de edición limitada

Montando cajas de 42 mm fabricadas en titanio, metal que ofrece las ventajas de ligereza y resistencia a la corrosión, estas nuevas ediciones limitadas en colores naranja y verde del Type XXI 3815 se caracterizan por tener esferas de color negro intenso con índices numéricos, marcadores y agujas de color naranja o verde, según el modelo, todo luminiscente.

La esfera tiene sólo dos contadores, un indicador de 24 horas a las 3 en punto y el segundero, a las 9 en punto. Los totalizadores de minutos y segundos del cronógrafo están colocados en el centro. Una ventanilla de fecha a las 6 en punto completa las indicaciones.

Breguet Type XXI 3815 Orange Limited edition 3815TI:HO:3ZU

Breguet Type XXI 3815 Green Limited edition 3815TI:HM:3ZU Esfera

Breguet Type XXI 3815 Orange Limited edition 3815TI:HO:3ZU Lifestyle wristshot

Cuentan con corona roscada y bisel de titanio rotatorio bidireccional, con una escala de 60 minutos lacada en negro en contraste. Son herméticos hasta 100 metros / 330 pies.

Visible a través del fondo de caja, de cristal de zafiro transparente, el movimiento, mecánico automático, es un cronógrafo flyback, función que permite al usuario restablecer y reiniciar instantáneamente la medición simplemente presionando y soltando el pulsador a las 4 en punto mientras el cronógrafo está activado.

El movimiento de estos Breguet funciona a una frecuencia de 4 Hz (28.800 alternancias por hora) y tiene una reserva de marcha de 48 horas. El Calibre 584Q / A integra un escape de silicio y un resorte de equilibrio para mejorar la fiabilidad. El rotor, de oro, tiene un nuevo acabado, exclusivo para estas dos ediciones.

Breguet Type XXI 3815 Orange Limited edition 3815TI:HO:3ZU Frontal

Breguet Type XXI 3815 Orange Limited edition 3815TI:HO:3ZU Trasera

Se complementa con correas de cuero con costuras a juego con el color de las manecillas y marcadores, y una nueva hebilla desplegable triple. El cronógrafo Type XXI 3815 con detalles en naranja (ref. 3815TI/HO/3ZU) o verde (ref. 3815TI/HM/3ZU) tiene un precio de 14.700 euros. La producción es limitada a sólo 250 piezas para cada color.

BREGUET y el 220º aniversario del tourbillon

BREGUET y el 220º aniversario del tourbillon

Breguet, inventor del tourbillon, celebra este año 2021 el 220º aniversario de la creación de esta complicación relojera, la más espectacular y apreciada

En 2021 se celebra el 220o aniversario de una de las mayores complicaciones relojeras de todos los tiempos: el Tourbillon. La invención de este ingenioso mecanismo, de una complejidad sin igual, fue el centro de una verdadera aventura humana que aún hoy contribuye en gran medida a la notoriedad de su creador, Abraham-Louis Breguet, y de su Maison.

Breguet Tourbillon 5367BR/29/9WU

Breguet Tourbillon 5367BR/29/9WU

Los inventos técnicos son la expresión de una época y rara vez sobreviven al paso del tiempo, pues acaban siendo arrastrados por las olas de un progreso continuo en el que una innovación anula a la otra. Pero hay algunas excepciones…

Desarrollado hace 220 años por Abraham-Louis Breguet (1747-1823) y considerado una de las mayores complicaciones de todos los tiempos, el Tourbillon nunca había estado tan vivo en la Alta Relojería como hoy. No solo sigue desarrollándose en la Maison, su depositaria, sino que ha sido adoptado por muchas marcas relojeras, pues Breguet lo patentó en 1801… ¡y solo por diez años! También inspiró a otros investigadores a lo largo del siglo XIX, como a Bahne Bonniksen, quien a partir del mismo principio creó el Carrusel.

Breguet Tourbillon 5395BR/1S/9WU

Breguet Tourbillon 5395BR/1S/9WU

La fascinación por el invento de Breguet se origina en la propia génesis de esta proeza: el Tourbillon no es un objeto de arte mecánico, sino el resultado de observaciones físicas precisas; una verdadera aventura humana y una epopeya industrial en sí. En este 2021 tan especial, la Maison Breguet rendirá tributo al ingenio de su fundador y a la aventura del Tourbillon con distintas iniciativas y con la celebración de una novedad el 26 de junio. Ese día se conmemora el aniversario de la obtención de la patente. Fue el 26 de junio de 1801, o 7 de mesidor del año IX, como fijaba el calendario en aquel entonces en una Francia que acababa de asistir a una revolución memorable.

LOS ORÍGENES DEL TOURBILLON

Un hombre

El Tourbillon emana del espíritu brillante de un hombre con una rica experiencia. Abraham- Louis Breguet nació en Neuchâtel, Suiza, en 1747. Allí inició su aprendizaje como relojero, que continuó en Versalles y París, donde llegó a los 15 años. En la capital francesa, resplandeciente faro para el mundo entero, el joven Breguet siguió una formación teórica en el Collège Mazarin que lo convirtió en un hombre con una cultura científica muy sólida, en particular en matemáticas y física. Un ingeniero adelantado a su tiempo. Cuando Breguet presentó su idea y solicitó una patente a las autoridades, ya tenía una larga carrera a sus espaldas, pues había instalado su propio negocio en la Ile de la Cité en 1775. Sus relojes automáticos, llamados «perpétuelles», sedujeron al rey Luis XVI y a la reina María Antonieta, y posteriormente a toda la corte de Versalles. Sus numerosas innovaciones técnicas, su sentido del diseño, sobrio y minimalista, lo convirtieron en un innovador de prestigio internacional. Su nombre fue haciéndose cada vez más conocido en las principales capitales y todos empezaron a imitarlo.

La búsqueda de la precisión

Obligado a regresar a su país natal en 1793 para protegerse de los excesos de la Revolución Francesa, Breguet vivió dos años en Suiza, concretamente en Ginebra, Neuchâtel y Le Locle. Fue un retiro saludable, un período de intenso trabajo intelectual y de intercambio con los relojeros suizos, tanto los de Ginebra como los del Jura de Neuchâtel. A su regreso, sus reflexiones contribuyeron a dar un segundo impulso, realmente deslumbrante, a su carrera.

En los cinco años posteriores a su regreso a París, que tuvo lugar en la primavera de 1795, la Maison presentó a su clientela, ya internacional y cosmopolita, productos innovadores como el reloj de tacto (que permite leer la hora mediante el tacto), el péndulo simpático (en el que un péndulo pone en hora y regula un reloj colocado en la parte superior), el reloj de suscripción (asombrosamente minimalista), un nuevo escape denominado «de fuerza constante» y un nuevo dispositivo llamado «regulador de Tourbillon».

Breguet Tourbillon 7047PT/11/9ZU

Breguet Tourbillon 7047PT/11/9ZU

Desafiando las leyes de la física

A fuerza de reflexión y de observación, Breguet adquirió una perfecta comprensión de los elementos que pueden perturbar la precisión de los relojes, especialmente en el interior del escape. Era el único de su profesión que, por su recorrido profesional, había asimilado y sintetizado los logros de las tres naciones relojeras de aquella época (Suiza, Francia e Inglaterra, que visitó varias veces y donde frecuentó en particular a John Arnold), pero también era consciente de que por sí solo no podía resolver todos los problemas de dilatación de los metales y de estabilidad de los aceites, así que sorteó el problema para tratarlo mejor «compensando» los efectos de las leyes físicas que producen las deformaciones de los órganos vitales del reloj y alteran la regularidad de la marcha. Dicho de otra forma: como no podía cambiar las leyes de la gravedad terrestre, optó por «dominar» sus efectos.

El significado de una palabra

¿Quién más que Breguet podía proponer un proyecto como ese, científicamente sólido y al mismo tiempo un poco optimista? Toda esa coyuntura fue necesaria para que naciera el proyecto bautizado por su inventor como Tourbillon, una palabra cuyo significado es con frecuencia mal interpretado, ya que se refería a la astronomía en un sentido hoy ya olvidado. Como se recoge en los grandes diccionarios del siglo XIX, que evocaban tanto a Descartes como a la Enciclopedia, la palabra servía para designar tanto un sistema planetario y su rotación sobre un eje único como la energía que hacía girar los planetas en torno al Sol. Lejos del significado actual de «rotación violenta» o de «tormenta incontrolable», la palabra elegida por Breguet es la de un hombre de los tiempos de la Ilustración que observaba el mundo antes de imitarlo, haciéndose eco de los filósofos del siglo XVIII que veían en la relojería una representación miniaturizada del cosmos.

Y, en efecto, cómo no ver un pequeño mundo bien ordenado en este mecanismo que reúne el órgano regulador (volante espiral) y el órgano de distribución (rueda de escape y áncora) en una jaula móvil que gira con la regularidad de los planetas…

La carta al ministro y el expediente

Para obtener su patente en 1801 en una Francia (ya) acosada por una administración poderosa y procedimental, Breguet tuvo que superar el obstáculo del expediente de solicitud, ilustrado con una lámina de acuarela y precedido de una carta al ministro del Interior.

Ciudadano Ministro,

Tengo el honor de presentarle una memoria que contiene la descripción de un nuevo invento aplicable a las máquinas para medir el tiempo y que he denominado Regulador de Tourbillon (…)

Gracias a este invento, he logrado anular por compensación las anomalías debidas a las distintas posiciones de los centros de gravedad del movimiento del regulador y de los agujeros en los que se mueven sus pivotes, de modo que la lubricación de las partes en rozamiento sea siempre igual a pesar de la coagulación de los aceites y se reduzcan muchas otras causas de error que afectan a la precisión del movimiento (…)

Considerando todas estas ventajas, los medios perfeccionados de producción que dispongo, los gastos considerables en los que me he comprometido para procurarme estos medios, he decidido tomar un privilegio para fijar la fecha de mi invento y asegurarme las compensaciones

Saludo y respeto

BREGUET

Un camino tan largo

Si consideramos que el Tourbillon maduró en el espíritu de Breguet entre 1793 y 1795 (durante su estancia en Suiza), pasaron seis años entre su regreso a París y la obtención de la patente, el 26 de junio de 1801. Transcurrieron otros seis años entre la obtención de la patente y las primeras ventas, que empezaron muy lentamente. Se comprende entonces que probablemente Breguet subestimó las dificultades de puesta a punto de este nuevo tipo de regulador –otro efecto de su habitual optimismo– y que los «gastos considerables» y los «sacrificios» que mencionó en su carta al ministro del Interior no cesaron en 1801…

Abraham-Louis Breguet necesitó más de diez años para desarrollar y fiabilizar este invento extremadamente complejo. El maestro hablaba de su invento cada vez que podía y aprovechaba las exposiciones nacionales de Productos de la Industria que se llevaban a cabo en París en 1802, 1806 y 1819 para elogiar este mecanismo gracias al cual los gardetemps «conservaban la misma precisión de marcha, sea cual sea la posición, vertical o inclinada, del reloj».

Seguro de la pertinencia de su invento, que se podía incorporar en varios tipos de relojes, Breguet y sus colaboradores realizaron 40 Tourbillons entre 1796 y 1829, a los que se añadieron otras 9 piezas que nunca fueron terminadas y que figuran en los libros como pasadas a pérdidas y ganancias, desechadas o perdidas…

Breguet Tourbillon Extra plano 5367BR

Breguet Tourbillon Extra plano 5367BR

Clientes célebres y uso

Un análisis completo de los archivos disponibles permite establecer con precisión la lista y la historia de cada una de esas piezas. Hay 35 relojes, de los cuales más de la mitad tienen una jaula que efectúa su rotación en 4 o 6 minutos, mientras que la patente describe una jaula que gira en un minuto. También hay otros 5 objetos únicos: un péndulo simpático y un conjunto péndulo-reloj, un modelo de demostración de gran formato, un cronómetro de marina y un péndulo de viaje…

No es sorprendente que entre los compradores figuren varios soberanos (Jorge III y Jorge IV de Inglaterra, Fernando VII de España), aristócratas rusos (príncipes Yermoloff, Gagarin, Repnin, Demidoff…) y eminentes personalidades europeas procedentes de Polonia (conde Potocki), de Prusia (príncipe Hardenberg), de Italia (conde d’Archinto, G.B. de Sommariva), de Hungría (barón Podmaniczky) y de Portugal (caballero de Brito).

Se ha destacado muy poco hasta ahora que un cuarto de estos Tourbillons tuvo con certeza un uso «naval», es decir que fueron adquiridos por armadores o marinos y empleados para la navegación en el mar y el cálculo de la longitud. Un explorador de África le dio el mismo uso. Thomas Brisbane se fue a Australia con el suyo. Algunas piezas se utilizaron durante unos cincuenta años en los mares del mundo. Además, algunas pertenecieron a preeminentes científicos.

A todas luces, y según la clasificación del mismo Breguet, el Tourbillon pertenecía a la relojería de uso científico por oposición a la relojería de uso civil. Los compradores habían comprendido la mayor precisión ofrecida por el dispositivo y se beneficiaban de ella.

Un éxito complejo

Estos Tourbillons, dotados de una caja de oro o de plata, eran obras maestras cuya estética estaba a la altura de la técnica. Considerados como puros objetos científicos, debían tener, sin embargo, un aspecto más refinado. Las esferas de los Tourbillons estaban entre las más hermosas de Breguet. Perfecta legibilidad –era la firma de la Maison– y funciones que se podían añadir sobre las esferas de oro, plata o esmalte: segunderos centrales, segunderos a demanda, reserva de marcha, a veces termómetro… Ninguna pieza era igual al resto. El dispositivo del Tourbillon se podía adaptar a varios tipos de escape y a varios tipos de reloj.

Sin embargo, la producción era muy lenta. En 1802, tras la obtención de la patente, se empezaron a producir seis relojes de Tourbillon. La realización de cada una de las piezas llevó entre 5 y 10 años. En 1809, aprovechando el auge de los negocios y las esperanzas que tenía depositadas en el mercado ruso por la apertura de una sucursal en San Petersburgo, Breguet empezó la fabricación de 15 nuevos Tourbillons, de los que la mitad no se terminó hasta 1814. El cronómetro de marina con Tourbillon fue una pieza única, al igual que el péndulo portátil, el último Tourbillon de la secuencia original. Dificultad para fabricar estas piezas, largo trabajo de desarrollo, escasez de mano de obra capaz de realizarlas…

Si bien el Tourbillon deleitaba a los fieles de Breguet, no aportó a su autor la compensación económica que merecían sus esfuerzos. La explicación está en el hecho de que Breguet se pasó toda la vida buscando soluciones para mejorar la marcha de los relojes… ¡y encontró otras más simples!

El Tourbillon, estrella fugaz en el firmamento relojero, una idea genial nacida del pensamiento del Siglo de las Luces, se desvaneció sin llegar a desaparecer del todo. Aún no había dicho su última palabra.

Un patrimonio venerado e inspirador

Precioso testimonio de un pasado fecundo, los Tourbillons de la época del inventor fascinan desde siempre a los coleccionistas, los historiadores y los grandes actores de la relojería, desde Jorge IV de Inglaterra hasta Sir David Salomons, desde George Daniels hasta Nicolas G. Hayek. Una docena de piezas se conservan en museos: tres forman parte de las colecciones del Museo Breguet, cinco se conservan en el British Museum y en otros museos de Inglaterra, otros en Italia, Jerusalén y Nueva York. Otros quince están en manos de coleccionistas privados. Recientemente se han vendido dos piezas en subastas. En total, casi 30 de las 40 piezas han sobrevivido, una proporción que dice mucho de la fascinación que suscita el Tourbillon.

Un renacimiento fulgurante

La Maison Breguet, que siempre ha mantenido con esmero las piezas producidas por su fundador, produjo en los años 20 y 50 del siglo pasado algunos nuevos relojes de bolsillo con Tourbillon. Solo unos pocos conocedores fueron informados.

A partir de ahí empezó un renacimiento tan inesperado como fulgurante. Concebido para los relojes de bolsillo, que por lo general se llevaban en posición vertical, el invento de Abraham-Louis Breguet reapareció en los años 80 en la reducida caja de los relojes de pulsera, mucho menos sensibles a la atracción terrestre. ¡Qué paradoja! Desde entonces, el éxito no ha cesado y conquista cada año nuevos territorios. Si bien el aumento de la precisión ya no es la ventaja principal del Tourbillon, el aficionado actual aprecia en él la belleza de un proceso revolucionario (en todos los sentidos) que 220 años después sigue hablando al espíritu humano.

Relojes tourbillon históricos de Breguet

B1176 Reloj Breguet Tourbillon, escape natural

Breguet Tourbillon 1176 Frontal y diseños

Breguet Tourbillon 1176 Esfera

Breguet Tourbillon 1176 Detalle movimiento

Breguet Tourbillon 1176 con Registro

Rotación: 4 mm

Regulador tourbillon, escape natural, segundero de observación, segundero ordinario, reserva de marcha, agujas Breguet de acero pavonado

Caja: oro, fondo de caja grabado con escudo de armas de la familia Potocki (Polonia)

Esfera: oro

Vendido el 12/02/1809 al Conde (Stanislas Kostka) Potocki

Precio: 4.600 Francos

Fechas de fabricación: 05/07/1802 – 12/02/1809

Diámetro: 64 mm

Colecciones del Museo Breguet

B1188 Reloj Breguet Tourbillon, escape natural

Breguet Tourbillon 1188 Esfera

Breguet Tourbillon 1188 Lifestyle

Breguet Tourbillon 1188 Movimiento

Breguet Tourbillon 1188 Detalle movimiento

Rotación: 4 mm

Regulador tourbillon, escape natural, segundero de observación, segundero ordinario, reserva de marcha, agujas Breguet de acero pavonado

Caja: oro, fondo de caja grabado al sol

Esfera: esmalte con números turcos (reemplazado en 1841, el mecanizado original era en oro)

Vendido el 01/08/1808 al Príncipe Antonio de Borbón de España

Precio: 3.600 Francos

Fechas de fabricación: 24/08/1802 – 09/06/1807

Diámetro: 65 mm

Colecciones del Museo Breguet

B2567 Reloj Breguet Tourbillon simple

Breguet Tourbillon 2567 con Bulletin des Lois de la Republique

Breguet Tourbillon 2567 Lifestyle

Breguet Tourbillon 2567 Detalle trasera

Rotación: 1 mm

Escape Tourbillon, segundero pequeño, agujas Breguet de acero pavonado

Estuche: caja de caza (hunting case, caja con tapa con bisagra para proteger el cristal) en oro

Esfera: mecanizada en plateado

Vendido el 21/03/1812 a Mr Armand-Pierre Le Bigot

Precio: 1800 Francos

Fechas de fabricación: 26/10/1809 – 31/12/1812

Diámetro: 61 mm

Colecciones del Museo Breguet

B986 Reloj Breguet Tourbillon simple

Breguet Tourbillon 986 Esfera

Breguet Tourbillon 986 Detalle movimiento

Rotación: 1 mn

Regulador Tourbillon, segundero pequeño, agujas de acero azulado, volante Guillaume, ganador del boletín de primera clase y primer premio del Observatorio de Neuchâtel

Caja: oro liso

Esfera: esmalte

Vendido el 1 de febrero de 1926 al señor Louis-Harrison Dulles

Precio: 20.000 francos

Diámetro: 56 mm

Colecciones del Museo Breguet

BREGUET REINE DE NAPLES CŒUR AMOR INFINITO EDICIÓN LIMITADA

BREGUET REINE DE NAPLES CŒUR AMOR INFINITO EDICIÓN LIMITADA

Con delicadeza y sutileza, a medida que se acerca el día de San Valentín, Breguet anima el rostro del Reine de Naples con un nuevo invento: una aguja cambiante en forma de corazón. Como por arte de magia y muy gentilmente, sus curvas se estiran o se contraen durante el recorrido por la esfera de forma ovalada. El oro rosa y los diamantes realzan el destello de esta creación de líneas puras, enaltecida con sus delicadas notas color bermejo. Esta edición limitada exclusiva de 28 piezas numeradas viene acompañada por un pequeño bolso a juego, a modo de estuche y se puede encontrar exclusivamente en una selección de boutiques.

Breguet Reine de Naples Coeur 9825 detalle

Desde su creación en 1810, el N° 2639 –el primer reloj pulsera jamás realizado– ha sido un tesoro de la inventiva. Para su emblemática colección contemporánea Breguet se inspiró en este modelo vanguardista y en la distinguida clienta que lo encargó, Caroline Murat, reina de Nápoles.

Hoy, para su nueva creación dedicada a las mujeres y al amor, la Maison ha diseñado un nuevo sistema protegido por varias patentes. La magia de un ingenioso mecanismo modifica la forma de corazón de la aguja de los minutos –descentrada a las 6 horas– en función de su posición sobre la esfera ovalada. Breguet, que siempre ha creado relojes especiales dedicados a la mujer, es así fiel a su historia y su cultura. Para esta nueva creación, sus curvas se estiran cuando la aguja recorre la mitad superior de la esfera y se ajustan en la parte inferior. Un verdadero corazón palpitante… Una esfera refinada da un lugar de honor a este espectáculo de gran delicadeza y gran romanticismo de esta pieza. Unos toques de rojo bermejo intensifican las líneas del círculo de las horas, de la correa de piel y de la corona, ornamentada con un rubí. El oro rosa y los diamantes completan esta composición, tan lujosa como exclusiva.

Para este modelo, reservado a las boutiques, Breguet ofrece un bolso de piel de becerro granulada, en rojo, a juego con la correa de la Reine de Naples Coeur.

Breguet Reine de Naples Coeur 9825 3 imágenes en una

Breguet Reine de Naples Coeur 9825 frontal

Delicadeza y romanticismo

Breguet ha elegido el camino de la pureza para el rostro de este nuevo modelo. La aguja de los minutos, en forma de corazón, se despliega sobre una esfera de zafiro con un fondo lacado blanco que aporta un efecto translúcido suave y sutil. Su extremidad, marcada con un fino corazón rojo, indica los minutos sobre la circunferencia de las horas, puntuada con corazones discretos cada cinco minutos. Para favorecer la legibilidad, tan preciada siempre por Breguet, las cifras de los cuartos se distinguen por su tamaño y su ribete lacado rojo bermejo. La hora, indicada por una gota de laca púrpura, aparece en el centro a través de una ventanilla. El oro rosa del realce y del bisel está engastado con 128 diamantes. El engaste de la hebilla desplegable, igualmente de oro, hace eco del brillo de la caja, para un total de aproximadamente 0,94 quilates.

Breguet Reine de Naples Coeur 9825 lifestyle

Breguet Reine de Naples Coeur 9825

La magia de un corazón palpitante, un himno al amor.

La aguja de los minutos, último invento de la Maison, está compuesta por dos brazos independientes capaces de deformarse gracias a un ingenioso juego de engranajes, que permite crear un corazón estilizado a las 12 horas y redondeado a las 6 horas. Dotado de una leva de forma ovalada –dispuesta en espejo respecto a las tan características curvas del Reine de Naples–, el mecanismo imprime a cada uno de sus brazos una velocidad distinta. Cuatro patentes protegen esta creación, imaginada exclusivamente para el Reine de Naples. Los rodajes de esta complicación, al igual que la totalidad de los componentes del calibre, están acabados esmeradamente a mano, según la tradición Breguet, tanto si son visibles como si no. El fondo de cristal de zafiro de la caja de oro rosa revela la marcha del calibre 78A0. El contorno de oro lleva grabado el número individual de la caja, registrado en los archivos de la Maison, que se conservan desde finales del siglo XVIII.

Con el Reine de Naples Cœur, Breguet evoca la magia del amor gracias a una aguja inédita que diseña un corazón de forma cambiante. La delicada e inesperada combinación de técnica y romanticismo.

Breguet Reine de Naples Coeur 9825 wristshot

BREGUET REINE DE NAPLES CŒUR 9825 REF. 9825BR/S8/964 D00D

Caja de forma ovalada en oro rosa de 18 quilates con carrura finamente acanalada. Bisel y realce engastados con 128 diamantes, aproximadamente 0,77 quilates. Corona engastada con un rubí cabujón (aprox. 0,25 quilates). Fondo de cristal de zafiro. Dimensiones: 36,5 x 28,45 mm. Grosor: 10,96 mm. Hermético hasta 3 bar (30 m).

Esfera de cristal de zafiro lacado blanco con cifras arábigas Breguet. Individualmente numerada y con la firma Breguet. Indicación de la hora por ventanilla y de los minutos por una aguja de longitud variable en forma de corazón.

Movimiento mecánico de carga automática. Calibre 78A0. 10 3⁄4 x 13 1⁄2 líneas. 33 rubíes. Reserva de marcha de 40 horas. 252 componentes. Escape de áncora suizo en línea, rueda de escape y espiral plana de silicio. Frecuencia de 3,5 Hz. Volante Breguet.

Correa de piel de aligátor de color rojo con hebilla desplegable de 3 hojas engastada con 28 diamantes de aproximadamente 0,17 quilates.

BREGUET CLASSIQUE DOUBLE TOURBILLON 5345 QUAI DE L’HORLOGE

BREGUET CLASSIQUE DOUBLE TOURBILLON 5345 QUAI DE L’HORLOGE

Este nuevo modelo conjuga virtuosismo mecánico y maestría estética: el movimiento, que queda al descubierto, desvela dos tourbillons que accionan el conjunto de la platina gracias a un diferencial central. Todos los componentes están terminados a mano, mientras que el fondo del movimiento luce un grabado de la Maison du Quai, el edificio parisino en el que Abraham-Louis Breguet llevó a cabo toda su obra.

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 lifestyle

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 lifestyle trasera

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 detalle

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 detalle trasera

El nuevo Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge alberga un movimiento monumental en el reducido espacio de un reloj de pulsera. La Manufactura ha sabido crear un universo complejo y armonioso, en el que las leyes de la física parecen quedar en suspenso. Como una escultura delicadamente cincelada, el movimiento pivota sobre sí mismo ante los ojos del observador al ritmo de una vuelta cada 12 horas, impulsado por dos tourbillons independientes que efectúan a su vez una rotación completa cada 1 minuto. De esta manera, los órganos reguladores interconectados efectúan un doble giro, impulsando simultáneamente la barra del Tourbillon: la aguja de las horas. Un espectáculo sorprendente que revela unos componentes de oro, al igual que las Grandes Complicaciones de la época, una tradición hoy perdida que la Maison desea perpetuar, de la misma forma que los oficios artesanales, un saber hacer que Breguet exhibe plenamente en este reloj, en particular en el grabado del fondo del movimiento que representa la casa que Abraham-Louis Breguet adquirió en el Quai de l’Horloge de París.

Un invento que ha surcado los siglos

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 detalle carrura

Fue justamente en este lugar inspirador, rodeado de los artesanos de la Île de la Cité, donde el Maestro relojero inventó un mecanismo hoy mundialmente conocido y que ha surcado el tiempo. En una época en que los relojes se llevaban en el bolsillo en posición vertical, Breguet tuvo la idea de desarrollar un dispositivo que permitiera compensar la atracción terrestre, tan nefasta para la precisión cronométrica del movimiento. Colocó el par volante-espiral y el escape (áncora y rueda de escape) en una jaula móvil que giraba sobre sí misma, una rotación que inspiró al Maestro el nombre de “tourbillon” (en su acepción ya olvidada de “sistema planetario”). Genial en su principio y cautivador en su funcionamiento, el invento sigue siendo a día de hoy el privilegiado marchamo de la Manufactura Breguet, que le confiere una autenticidad muy particular.

Ingenio mecánico

Los órganos reguladores de este Double Tourbillon 5345 se mantienen técnicamente muy cercanos a la creación original. Las espirales de acero están equipadas con una curva terminal característica que permite un despliegue concéntrico del muelle, una optimización desarrollada por el Maestro que se conoce como “curva Breguet”. Como antaño, los maestros relojeros siguen dando forma a la espiral y realizando los distintos ajustes manualmente, como el equilibrado de las jaulas de Tourbillon. Estas jaulas son las únicas de la colección actual que poseen armaduras de acero pulido bloqueado, el nivel más alto de pulido en la Alta Relojería.

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 detalle 3

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 detalle 2

Ambos corazones mecánicos palpitan independientemente el uno del otro, cada uno provisto de energía por su propio barrilete. Sin embargo, los dos órganos oscilantes están acoplados con un segundo par de rodajes que se engranan con un diferencial central. Este mecanismo de doble entrada es capaz de determinar el promedio de marcha de los tourbillons, que le permiten impulsar el conjunto de la platina al ritmo de un giro cada 12 horas. En cuanto a la indicación de los minutos, esta se efectúa mediante una aguja clásica en el centro. El conjunto del dispositivo está dotado de un sistema de ajuste de los juegos de engranajes que asegura una perfecta precisión de la visualización.

Esta escenografía espectacular convierte al calibre en uno de los más complejos que la Manufactura Breguet ha desarrollado a lo largo de su historia. Su naturaleza agitada ha obligado a los ingenieros, por ejemplo, a replantear íntegramente su mecanismo de cuerda manual, cuyos trenes de ruedas son independientes. Uno de los dos barriletes está equipado con una brida de fricción similar a la utilizada en los relojes automáticos. Esta construcción audaz permite que el muelle se desembrague una vez armado hasta la carga completa del segundo. Por último, la corona dispone de un sistema de seguridad dinamométrico que impide una sobretensión en los muelles.

Los oficios artesanales

En Breguet, el dominio del arte relojero nunca está exento de virtuosismo estético. Presentado por primera vez en 2006, el Double Tourbillon se libera ahora de la esfera para revelar toda la belleza de su complicada mecánica. Muy estilizados y curvados, los puentes de barrilete en acero adoptan la forma de una B. Todos los componentes están meticulosamente estirados, achaflanados e incluso satinados a mano. El guilloché, firma de la Manufactura, también encuentra un nuevo campo de expresión en el movimiento, reemplazando el tradicional perlado. Así expuesto, el calibre revela el flanco interno de la carrura, sobre el cual destaca, grabada a mano, la sombra de los números romanos de la circunferencia de las horas en zafiro.

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 Anidando

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 Achaflanado con lima

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 Achaflanado

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 detalle barrilete

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 detalle agujas

Breguet Classique Double Tourbillon Quai de l’Horloge 5345 detalle puente trasera

No obstante, el carácter único de esta pieza cobra toda su dimensión en el fondo. Los tesoros de la ingeniería mecánica convocados para la creación del movimiento dan paso aquí a una poesía atemporal. Acabado a mano por los artesanos de la Maison y lleno de magníficos detalles, un grabado representa la fachada del edificio que el Maestro ocupó a partir de 1775 en el 39 del Quai de l’Horloge de París. La obra, realizada en oro, es tan meticulosa que los cristales de las ventanas permiten entrever los rodajes del calibre, como si de una ventana entre dos mundos de excelencia se tratara.

DATOS TÉCNICOS DEL BREGUET CLASSIQUE DOUBLE TOURBILLON 5345 QUAI DE L ́HORLOGE REF. 5345PT/1S/7XU

Caja redonda de platino con carrura finamente acanalada. Fondo de cristal de zafiro de alta transparencia. Diámetro: 46 mm. Grosor: 16,8 mm. Asas redondeadas y soldadas, barritas atornilladas.

Esfera en cristal de zafiro. Numerada y con la firma Breguet. Circunferencia de las horas en números romanos. Agujas de los minutos Breguet à pomme évidée en acero azulado. La aguja de las horas, acero azulado, se extiende a lo largo de la barrita que sostiene los dos tourbillons.

Movimiento mecánico de cuerda manual. Cal. 588N, numerado y con la firma Breguet. Dos tourbillons montados sobre una platina pivotante central con guilloché a mano. Los dos reguladores están acoplados por un diferencial que determina el promedio de marcha. Rotación completa del movimiento en 12 horas. Reserva de marcha de 50 horas. 161⁄2 líneas. 81 rubíes. 738 componentes. Espirales Breguet. Frecuencia: 2,5 Hz. Volantes monometálicos con tornillos de regulación de oro. Ajustado en 6 posiciones. En el reverso del movimiento un grabado realizado a mano representa el edificio del Quai de l’Horloge de París.

Brazalete “Stone”, pizarra natural, sobre caucho, hebilla desplegable de platino triple hoja.

BREGUET TRADITION QUANTIÈME RÉTROGRADE 7597

BREGUET TRADITION QUANTIÈME RÉTROGRADE 7597

La línea Tradition se inspira directamente en el calibre del reloj de suscripción realizado por Breguet a finales del siglo XVIII. Este nuevo modelo propone una amplia visión de este movimiento de formas arquitecturales y muestra, además de las horas y los minutos, la fecha retrógrada.

En efecto, la colección Tradition se inspira en las líneas de una de las creaciones más significativas de la historia de la Maison: el reloj de suscripción. Voluntariamente sobrio y simple, su movimiento visible revela un concepto perfectamente simétrico. El nuevo modelo Tradition 7597 propone además una fecha retrógrada. Breguet fue uno de los primeros en desarrollar esta complicación, que incorporó a algunas de sus célebres creaciones.

Breguet Tradition Quantieme Retrograde 7597BB_G1_9WU lifestyle 2

Breguet Tradition Quantieme Retrograde 7597BR_G1_9WU lifestyle 2

Ajustado en una caja acanalada de oro blanco de 40 mm de diámetro, el calibre 505Q de carga automática está dotado de un escape de áncora invertido con asas de silicio, así como de una espiral con curva Breguet igualmente de silicio. La masa oscilante, visible a través del fondo transparente, evoca la de los relojes perpétuelles à secousses, otro testimonio del ingenio del maestro relojero.

Diseño original, concepto simétrico

Perfeccionista, preocupado tanto por la técnica como por la estética, Abraham-Louis Breguet concibió un movimiento que hoy sorprende por su modernidad. Resistiendo el paso de los siglos, su diseño se ha convertido en el origen de la familia Tradition. Sobre el gran barrilete central se dispone de manera simétrica el tren de ruedas. La rueda de centro situada a las 8 horas activa así el órgano oscilante del mismo tamaño a las 4 horas. Este está equipado con el famoso paracaídas, inventado por el maestro relojero, precursor de los dispositivos actuales de protección contra los golpes y también uno de los elementos característicos de la colección Tradition.

Breguet Tradition Quantieme Retrograde 7597BBG19WU

Breguet Tradition Quantieme Retrograde 7597BR_G1_9WU

Breguet Tradition Quantieme Retrograde 7597BB_G1_9WU lifestyle 3

Breguet Tradition Quantieme Retrograde 7597BRG19WU detalle

 

Otra característica: la esfera de las horas y de los minutos, excéntrica a las 12 horas y fabricada en oro, se inspira en algunos relojes de tacto Breguet. El nuevo Tradition 7597 presenta una vuelta de las horas en números romanos bordeada por un delicado motivo “clavos de París” guilloché a mano, que sirve de fondo a las elegantes agujas Breguet azuladas.

En aras del equilibrio, entre las 3 y las 9 horas se sitúa la zona del calendario retrógrado, recorrida por una aguja sabiamente curvada en el plano vertical, que se adecúa al muy arquitectónico movimiento. Un mecanismo patentado proporciona un ajuste fino de la aguja de la fecha. Este último tiene múltiples niveles que le permiten sobrevolar los componentes del movimiento. A las 10 en punto, un corrector de rosca permite a los usuarios configurar la fecha con total seguridad.

El reloj de suscripción, una obra maestra de la simplicidad

Abraham-Louis Breguet figura entre los relojeros más talentosos de todos los tiempos y es considerado el arquitecto de innovaciones técnicas adoptadas por toda la profesión, como el muelle-timbre para los relojes con repetición (1783) o el tourbillon (1801). Pero de la misma forma que ha realizado los relojes más complicados, también es conocido por haber creado el reloj más simple.

Breguet Tradition Quantieme Retrograde 7597BB_G1_9WU lifestyle

Breguet Tradition Quantieme Retrograde 7597BR_G1_9WU lifestyle

Breguet Tradition Quantieme Retrograde 7597BB_G1_9WU lifestyle 4

Tras pasar dos años en Suiza en el momento más álgido de la Revolución francesa, Breguet retomó la dirección de su taller parisino en el Quai de l’Horloge, en la Île de la Cité. Su primer objetivo fue conquistar una nueva clientela. Ideó entonces un reloj simple y extremadamente fiable y ofreció un servicio de suscripción. El éxito comercial fue fulgurante. Hoy estas creaciones se pueden admirar en el Museo Breguet de París y en otros museos europeos, como el Louvre, donde está expuesto el reloj de suscripción N°947, vendido en 1802.

Breguet utilizó el calibre de los relojes de suscripción para crear los primeros relojes de tacto, añadiéndoles a veces una pequeña esfera; de aquí viene la inspiración de la colección Tradition, lanzada en 2005 y que marcó un retorno a esta arquitectura tan característica.

“El cronómetro había sido fabricado en los talleres de Breguet, no hay que decir con qué perfección” Julio Verne, Maravillosas aventuras de Antifer, 1894.

DATOS TÉCNICOS DEL BREGUET TRADITION QUANTIÈME RÉTROGRADE 7597 REF. 7597BB/G1/9WU

Caja de oro blanco de 18 quilates con carrura finamente acanalada. Fondo de cristal de zafiro. Diámetro: 40 mm. Asas soldadas, barritas atornilladas. Pulsador para la corrección de la fecha a las 10 h. Hermética hasta 3 bar (30 m).

Esfera de oro de 18 quilates plateada y guilloché a mano, excéntrica a las 12 h. Individualmente numerada y con la firma Breguet. Circunferencia de las horas en números romanos. Agujas Breguet à pomme évidée en acero azulado.

Movimiento mecánico de carga automática, numerado y con la firma Breguet. Calibre 505. 141⁄2 líneas. 45 rubíes. Reserva de marcha de 50 horas. Indicación de la fecha retrógrada mediante aguja de acero azulado. Masa oscilante de oro inspirada en el estilo de los movimientos antiguos. Escape de áncora en línea invertida con asas de silicio. Espiral Breguet de silicio. Frecuencia 3 Hz. Regulado en 6 posiciones.

Correa de piel de aligátor con hebilla de oro blanco.

Disponible también en oro rosa de 18 quilates: Referencia 7597BR/G1/9WU

PVP recomendado:

– Ref. 7597BB/G1/9WU (oro blanco): 37.900 €
– Ref. 7597BR/G1/9WU (oro rosa): 37.100 €

BREGUET TRADITION AUTOMATIQUE SECONDE RÉTROGRADE 7097 PARA BOUTIQUES

BREGUET TRADITION AUTOMATIQUE SECONDE RÉTROGRADE 7097 PARA BOUTIQUES

En 2005, Breguet lanzó la icónica colección Tradition, cuyos relojes fueron los primeros que revelaban los órganos del movimiento por encima de la pletina. Original y digna de mención, esta línea presenta este año una versión revisada del Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097, que cuenta con una esfera de color azul. Esta novedad se ofrecerá en exclusiva en las boutiques Breguet.

Breguet Tradition Dame 7038BR CT 3V6 D00D y Tradition Automatique Seconde Retrograde 7097BBGY9WU

Este modelo, como el resto de la colección, está inspirado en los relojes de suscripción y recuerda el genio de Abraham-Louis Breguet, quien inventó el reloj de aguja en 1796. Provisto de un movimiento especial de gran simplicidad, esta pieza se comercializó según el principio de la suscripción: pago de una cuarta parte del precio al hacer el pedido, abono del importe restante a la entrega. A.- L. Breguet utilizó el calibre de los relojes de suscripción para realizar sus primeros relojes de tacto.

Breguet Tradition Automatique Seconde Retrograde 7097BBGY9WU

El modelo Tradition 7097 rinde un nuevo homenaje a la belleza del mecanismo de los relojes de suscripción y de tacto, revelando puentes, ruedas, escape, barriletes y otros componentes del movimiento que, por lo general, se encuentran bajo la pletina. El equilibrio visual, orquestado por la simetría de los puentes, se ve acentuado por decorados en estado puro. Los puentes y la pletina están graneados según un método de acabado cuya uniformidad y regularidad requieren una técnica excepcional, que no permite ningún error. La forma de la masa oscilante de oro recoge el estilo de los movimientos de la época, mientras que el clásico guillochué en “Clou de Paris” realizado a mano, luce una esfera azul de oro compensado y descentrada a las 12h.

Breguet Tradition Automatique Seconde Retrograde 7097BBGY9WU lifestyle 2

Este reloj recibe su nombre de la aguja de segundero retrógrada a las 10h, que complementa las horas y minutos que muestran las agujas de punta abierta estilo Breguet en acero rodiado. Con el fin de ofrecer una legibilidad óptima del conjunto de informaciones y hacer resaltar esta complicación, los relojeros de Breguet la han superpuesto a la esfera, con la ayuda de un semicírculo que luce un acabado cepillado circular. Asimismo, prestando una atención especial a la simetría, el paracaídas, elemento emblemático de la colección Tradition, ha sido hábilmente colocado a las 4h. Reconocible a primera vista, este invento firmado Breguet permite proteger el eje del volante de los choques. Es el antepasado del moderno “Incabloc” y de todas las demás medidas de protección antichoques. Desde un punto de vista técnico, la referencia 7097 no se queda atrás: su caja de 40 mm de diámetro aloja un movimiento con un escape de áncora en línea invertida con cuernos de silicio y espiral de curva terminal Breguet de silicio, lo que garantiza una precisión de marcha excepcional.

Breguet Tradition Automatique Seconde Retrograde 7097BBGY9WU detalle esfera

Breguet Tradition Automatique Seconde Retrograde 7097BBGY9WU trasera

El reloj Tradition Automatique Seconde Rétrograde 7097, resultado de la excelencia técnica y estética que Breguet sigue persiguiendo, combina historia y modernidad. Su sobriedad absoluta honra la memoria de la marca, mientras que sus especificaciones técnicas son la prerrogativa de un relojero que mira decididamente al futuro.

Breguet Tradition Automatique Seconde Retrograde 7097BBGY9WU wristshot

Breguet Tradition Automatique Seconde Retrograde 7097BBGY9WU frontalESPECIFICACIONES TÉCNICAS DEL BREGUET TRADITION AUTOMATIQUE SECONDE RÉTROGRADE 7097 REF. 7097BB/GY/9WU

Caja de oro blanco de 18 quilates con el canto finamente acanalado. Fondo zafiro. Diámetro 40mm. Asas soldadas, barritas atornilladas. Estanco hasta 3 bar (30 m).

Esfera azul de oro y decoración “guilloché” realizada a mano, descentrada a las 12h. Individualmente numerada y firmada Breguet. Disco horario con números romanos. Indicación del pequeño segundero retrógrado a las 10 horas. Agujas estilo Breguet en acero rodiado.

Movimiento mecánico de carga automática, numerado y firmado Breguet. Cal. 505SR1. 141⁄2 líneas. 38 rubíes. Reserva de marcha de 50 horas. Masa oscilante de oro retomando el estilo de los antiguos relojes Breguet. Escape de áncora en línea invertida con cuernos de silicio. Espiral Breguet de silicio. Frecuencia 3 Hz. Ajustado en 6 posiciones.

Correa de cuero azul.

Este reloj está disponible en las boutiques Breguet de todo el mundo.
PVP recomendado: 35.400€

BREGUET TRADITION DAME 7038 PARA BOUTIQUES

BREGUET TRADITION DAME 7038 PARA BOUTIQUES

TRADITION 7038 PARA SEÑORA. BELLEZA MECÁNICA

Breguet Tradition Dame 7038BRCT3V6 lifestyle

Producto del patrimonio más que bicentenario de Breguet, el reloj Tradition 7038 para señora, en una versión creada especialmente para las boutiques, está adornado con un nácar de Tahití de reflejos iridiscentes intensos y luce una correa de piel naranja.

Con este modelo Tradition, Breguet firma una interpretación contemporánea de la estética imaginada por su fundador a finales del siglo XVIII. Visibles por el lado de la esfera, las líneas del movimiento, vestido de marrón profundo, adoptan la arquitectura simétrica de los innovadores relojes de suscripción realizados por Abraham-Louis Breguet en París, después de la Revolución francesa y de una larga estancia en Suiza durante la cual pudo desarrollar innombrables proyectos. El rostro del Tradition 7038, mecánico a la par que femenino, se reconoce inmediatamente por su esfera descentrada en nácar de Tahití, a imagen de los relojes de tacto creados por el relojero. Los diamantes engastados sobre el bisel iluminan con su destello la composición, completada por una impactante correa de piel naranja. El Tradition 7038, finamente decorado y animado por un calibre de carga automática con espiral de silicio, es una síntesis de los conocimientos especializados de la Maison. Una pieza exclusiva reservada para las boutiques Breguet.

Breguet Tradition Dame 7038BRCT3V6

De manera inédita y original, Breguet propone para este modelo un estuche especial. Se trata de un bolso naranja de piel de becerro graneado, a juego con la correa y realizado en Italia según el tradicional arte de la marroquinería. Su cierre adopta el motivo roseta del barrilete del Tradition 7038.

Simetría armoniosa

El movimiento del Tradition 7038, una creación femenina intensamente mecánica, exhibe su inspiración histórica. El volante espiral –el corazón del reloj, reconocible por sus oscilaciones– ocupa un lugar privilegiado entre las 4 y las 6 horas, bajo un puente reforzado con un sistema “paracaídas” o “antigolpes” inventado por Breguet en 1790. Entre las 7 y las 8 horas, la rueda de centro y su puente son el espejo perfecto del volante Breguet por sus dimensiones idénticas. El barrilete central, de color dorado y decorado con un motivo roseta, y las ruedas del movimiento contrastan con el marrón dorado de los puentes y de la platina, finamente granallados.

Breguet Tradition Dame 7038BRCT3V6 detalle carrura

Las agujas Breguet de oro muestran las horas y los minutos sobre una esfera en nácar de Tahití descentrada a las 12 horas. Su superficie con reflejos iridiscentes, minucioso guilloché a mano, presenta una decoración Clous de Paris en el centro y luce la firma Breguet y el número individual de la pieza. Un delicado ribete delimita la circunferencia de las horas, dotada con cifras Breguet. Una fina aguja retrógrada completa la información con una discreta indicación de los segundos grabada en la esfera y situada a la altura de las 10 horas.

El movimiento se aloja en una caja de oro rosa con flancos finamente acanalados. 68 diamantes engastados sobre el bisel realzan la estética preciosa de la composición. Un rubí en forma de cabujón ornamenta la corona. El fondo de la caja, transparente, se abre para poder contemplar la marcha del calibre Breguet 505SR de carga automática. Su masa oscilante de oro, ornamentada con una elegante roseta de fino guilloché a mano, hace eco a la decoración del barrilete por el lado de la esfera. Las ataduras, soldadas y con extremidades suavemente redondeadas, sujetan la correa de piel de becerro color naranja.

Inspiración histórica

La estética pura de la línea Tradition adopta los volúmenes característicos del calibre de suscripción creado por Breguet en 1796. Tras pasar dos años en Suiza en los momentos más duros de la Revolución francesa, Abraham-Louis Breguet reconstruyó sus talleres situados en el Quai de l’Horloge de la Île de la Cité, en París. Posteriormente el relojero, que había adquirido fama por sus relojes complicados, tuvo la ingeniosa idea de crear el reloj más simple jamás realizado hasta entonces: el reloj de suscripción. Una construcción robusta para una estética pura, con una simple aguja que permite leer las horas y los minutos. El movimiento se caracteriza por un barrilete situado en el centro y por una disposición simétrica del volante y de la rueda opuesta, de diámetros similares.

Breguet Tradition Dame 7038BRCT3V6 detalle esfera

Tres años después, Breguet introdujo sus relojes de tacto, como el N° 611, adquirido por la futura emperatriz Josefina, esposa del general Bonaparte, con tapa esmaltada flinqué coronada con diamantes que indican las horas, actualmente expuesto en el museo Breguet de París.

Algunos de estos relojes, que son una ligera evolución del calibre de suscripción, poseían, además de la aguja exterior, una esfera muy reducida dotada de una o dos agujas. Esta disposición, adoptada en la actual colección Tradition, permite a la vez la lectura de las horas y la observación del movimiento.

Breguet Tradition Dame 7038BRCT3V6 detalle trasera

Un estuche exclusivo

Para acompañar el Tradition 7038, reservado exclusivamente a las boutiques, Breguet ha rediseñado su estuche de una manera inédita para convertirlo en un accesorio tan original como refinado. La Maison recurrió a los mejores artesanos de Italia especializados en el arte tradicional de la marroquinería para realizar a mano y a medida un bolso de piel de becerro graneado. De color naranja vivo, a juego con la correa del Tradition 7038, este se puede llevar en la mano, en el hombro o cruzado. Decorado con una roseta, el cierre redondo y dorado del bolso evoca, en otras dimensiones, el barrilete guilloché visible por el lado de la esfera del Tradition 7038, que mide a penas una decena de milímetros.

Con el modelo Tradition 7038 para señora, reservado a las boutiques, Breguet firma una oda contemporánea a las creaciones de Abraham-Louis Breguet, tan creativas como precisas.

DATOS TÉCNICOS DEL BREGUET TRADITION DAME 7038 RÉF. 7038BR/CT/3V6 D00D

Caja de oro rosa de 18 quilates con carrura finamente acanalada. Bisel engastado con 68 diamantes talla brillante (aprox. 0,895 ct). Corona engastada con un rubí (aprox. 0,16 ct). Fondo de cristal de zafiro. Diámetro: 37 mm. Grosor: 11,85 mm. Asas soldadas, barritas atornilladas. Hermético hasta 3 bar (30 m).

Esfera en nácar de Tahití, descentrada a las 12h y guilloché a mano. Individualmente numerada y con la firma Breguet. Circunferencia de las horas provista de cifras Breguet. Agujas Breguet à pomme évidée en oro rosa.

Movimiento mecánico de carga automática, cal. 505SR. 216 componentes. Numerado y con la firma Breguet. Segundero retrógrado grabado sobre la cara del movimiento. 141/2 líneas. 38 rubíes. Reserva de marcha de 50 horas. Escape de áncora en línea invertida con asas de silicio. Espiral Breguet de silicio. Frecuencia: 3 Hz. Regulado en 6 posiciones.

Correa de piel de becerro naranja con hebilla de hebijón en oro rosa engastada con 25 diamantes talla brillante (aprox. 0,13 ct).

Este reloj está disponible en las boutiques Breguet de todo el mundo.
PVP recomendado: 39.000€