Muchas veces el valor de un reloj radica en las complicaciones de su movimiento, y una de las complicaciones más apreciadas, al margen del tourbillon (mecanismo que compensa el efecto gravitatorio mejorando la precisión) y la repetición de minutos (en calibres con sonería) es el calendario perpetuo. El nivel técnico de un calendario perpetuo es asombroso, y te otorga un reloj para toda la vida.

Calibre Jules Audemars Calendario Perpetuo

Calibre Jules Audemars Calendario Perpetuo

Existen relojes con calendario diario, en los que debes ajustar la fecha en los meses con 28, 29 o 30 días, ya que el fechador avanzará siempre hasta el 31 antes de pasar al día 1 de nuevo. También está el calendario anual, que ajusta la fecha de los meses de 30 y 31 días, sin requerir de cambios, hasta llegar al mes de febrero, en el sí que debe ajustarse de nuevo, y también existen calibres que indican el día de la semana. El calendario perpetuo, sin embargo, no requiere de ningún ajuste, ya que tiene en cuenta también los años bisiestos.

Fue Thomas Mudge quien inventó el calendario perpetuo en el siglo XVIII, pero no fue hasta el año 1925 cuando se incluyó por primera vez en un reloj de pulsera, de la mano de Patek Philippe.

Es tan increíble el desarrollo técnico y de su construcción, que cuenta con más de 100 engranajes, girando algunos de ellos sólo cada 4 años.

Poseer un reloj con calendario perpetuo puede ser una experiencia irrepetible. Deberás tener un watch winder para mantenerlo funcionando cuando no lo lleves, y contar con una gran suma de dinero cuando lo tengas que llevar a revisión.

Qué es un calendario perpetuo

Un calendario perpetuo es el mejor ejemplo de la mecánica convertida en arte. No sólo es un calendario que tiene en cuenta todos los días del año, sino que también cuenta y ajusta los años bisiestos, cada cuatro años. Un calendario de este tipo nos indicará la fecha exacta, el día, el mes y la fase lunar, a perpetuidad.

Complicación de calendario perpetuo en relojes mecánicos

Hay iconos de la relojería en cuanto al calendario perpetuo:

Patek Philippe Grand Complication referencia 5140

De estilo clásico y elegante, monta el calibre 240Q de Patek Philippe, en un reloj de diámetro reducido (37,2mm)

IWC Schaffhausen Portuguese Perpetual Calendar

Con un diámetro de 44,2mm, cuenta con una reserva de marcha de 7 días.

Audemars Piguet Royal Oak Perpetual Calendar

En acero, de 39mm de diámetro (ahora también en 41mm) monta una esfera con día, fecha, mes, año bisiesto y los indicadores de fase lunar.

A. Lange & Söhne Perpetual Calendar

Con un diámetro de 38,5 mm, destaca su formato “gran fecha”.

Cómo funciona el calendario perpetuo en relojes

Para explicar cómo funciona el calendario perpetuo veremos el mecanismo de un reloj astronómico (ver diagrama). La parte principal del mecanismo es la palanca perpetua (B) que gira sobre (b). Regresa a su posición por la acción del resorte (rb) y normalmente empuja contra la leva perpetua (P). El extremo en punta (D) completa una vuelta por día alrededor del punto (d) y arrastra la palanca entre las 23:OO horas y la medianoche deslizándose en su plano inclinado. El nivel perpetuo (B) está equipado con dos trinquetes (C1) y (C2) sobre los cuales actúan sus respectivos resortes. Cada día, alrededor de la medianoche, la punta (Bj) mueve la estrella de siete puntas, que indica el día, que se mantiene en su lugar mediante un resorte saltador. El diagrama muestra la posición a medianoche justo antes del salto al 1 de marzo. Normalmente, el trinquete (Cl) cambia la fecha mientras el trinquete (C2) se desliza sobre la leva (L).

El cambio de fecha

Mecanismo de un reloj astronómico

  • Cinco veces al año, cuando la fecha cambia del 30 al 1 (o para los años bisiestos, del 28 al 29 de febrero), es el trinquete (C2) colocado detrás del enganche de la leva (L) lo que causa que la aguja pase del 30 al 1 (o del 28 de febrero al 1 de marzo). Para el cambio de mes, la palanca (M) que gira sobre (m) sostenida por un pasador en la leva (L) mueve la estrella del mes de febrero a marzo.
  • El secreto del calendario perpetuo es comprender la manera en que la palanca perpetua se engancha con el trinquete (C2) detrás del acoplamiento de la leva (L) en la fecha apropiada. Hemos visto que la palanca perpetua en reposo empuja la leva (P). Esta leva es la memoria del calendario perpetuo. Tiene siete crestas correspondientes a los meses con 31 días, cuatro muescas correspondientes a los meses con 30 días y un rectángulo móvil para febrero. La leva determina así los tres niveles de descanso para la palanca perpetua.
  • El trinquete (C2) que se engancha detrás del acoplamiento de la leva (L) puede ocupar tres niveles diferentes. Este trinquete puede engancharse detrás de la captura en la tarde del 30 y no actuará hasta el 31 al mismo tiempo. como el trinquete (Cl).
  • Este es el caso de los meses de 31 días correspondientes a las siete crestas. El trinquete (C2) se engancha detrás de la captura la noche del 29 cuando la palanca empuja la base de la muesca. La tarde del día 30, entre las 23:00 horas y la medianoche, hace que la fecha cambie al 31. Finalmente, para febrero, la palanca, empujando un lado del rectángulo y siempre más abajo que la parte inferior de la muesca, permite que el trinquete (C2) mueva la fecha del 28 o 29 de febrero directamente al 1 de marzo.
  • Una ingeniosa adición es que el pequeño rectángulo móvil tiene tres lados equidistantes de su centro de rotación, y el cuarto lado está colocado más alto que los otros. Gracias a este pequeño y simple mecanismo, escondido detrás de la estrella de fecha, gira un cuarto de vuelta cada año para que una vez cada cuatro años, el lado más alto empuje la palanca.
  • Para ese año, el trinquete (C2) sólo actuará el 29 de febrero, correspondiente al año bisiesto. Si simplificamos el mecanismo reemplazando el pequeño rectángulo móvil por una muesca fija, el salto siempre ocurrirá el 28 de febrero y el calendario tendría que corregirse por años bisiestos. Este dispositivo simplificado se denomina “calendario semiperpetuo”.
  • El mes cambia del 31 al 1 por la acción de un pasador colocado en la leva (L) que actúa sobre la palanca (M) que gira sobre (m). Tan pronto como el pasador de la leva (L) escapa de la palanca, este último es arrastrado detrás del siguiente diente por un resorte. El final de (M) está unido para permitir que pase detrás del siguiente diente, lo que hace que se mueva al final del mes siguiente.

Hasta el año 1985 los calibres con calendario perpetuo tenían un problema, y es que las indicaciones de día, fecha, mes, año y fases lunares no se sincronizaban, por lo que si el reloj se paraba había que ajustar la fase lunar manualmente. Sin embargo, Kurt Klaus, de IWC, desarrolló, en el modelo Da Vinci, un reloj que sincronizaba todas estas indicaciones, de modo que al ajustar la fecha el resto de indicaciones se corregían automáticamente. El problema de este calendario perpetuo radicaba en que no era posible hacer retroceder la fecha, lo que generaba un problema al cambiar de zona horaria. Más tarde, Ulysse Nardin corrigió este problema basándose en engranajes epicíclicos, logrando el calendario perpetuo sincronizado más avanzado hasta la fecha.

Precios de relojes con calendario perpetuo

Los relojes con calendario perpetuo suelen estar en rangos de precio de entre 70.000 euros hasta superar los 200.000, y cantidades mucho más elevadas en el caso de contar con otras complicaciones añadidas, como el mencionado tourbillon. Sin embargo también hay relojes con esta complicación y de precio más comedido, como el Glashütte Original Senator Perpetual Calendar, en torno a los 18.000 euros.

Reloj con calendario perpetuo más barato

Probablemente el reloj de precio más económico con calendario perpetuo sea el IWC 3756 GST Perpetual Calendar Chronograph, que puede encontrarse con un precio de entre 7.000 y 9.000 euros en el mercado de relojes usados.