El Calibre 400, desarrollado independientemente por Oris y, por tanto, manufactura, es una auténtica novedad y una pequeña revolución en cuanto a movimientos mecánicos automáticos que ofrecen horas, minutos, segundos y fecha. Oris ha creado el mejor movimiento posible, dando solución a varios problemas al mismo tiempo, mejorando los aspectos que más preocupan a los grandes aficionados, y además dándole una gran estética al calibre.

Oris Calibre 400

Movimiento Oris 400

El gran éxito de este calibre, además del hecho de montarse en relojes de precio bajo-medio siendo un movimiento muy avanzado, se centra en la reserva de marcha, la resistencia al magnetismo y el intervalo de mantenimiento requerido. En cuanto al magnetismo, este movimiento cuenta con treinta piezas fundamentales hechas de materiales antimagnéticos, incluida la rueda de escape, de silicio, y un ancla de silicio, lo que además favorece la durabilidad del mismo, debido al menor desgaste de estos componentes, que además han sido rediseñados para ofrecer una eficiencia mucho mayor.

Aunque la frecuencia es la habitual, de 28.800 Alternancias/hora, 4 Hz, monta un doble barrilete que le da una reserva de marcha de cinco días (120 horas), garantizando una gran precisión a pesar de todo. Y es que, aunque el Oris Cal. 400 no sea COSC, la desviación diaria es de -3/+5 segundos, en teoría superior a un cronómetro certificado.

Oris Calibre 400 Sketch

Entre todas las mejoras que hacen este calibre más fiable y duradero, destaca la del rotor de carga, y es que Oris ha eliminado el rodamiento de bolas por completo, sustituyéndolo por un sistema con un rodamiento deslizante de baja fricción, en el que un perno de metal atraviesa un manguito lubricado. Es un sistema más elaborado, altamente eficiente y que implica mucho menos desgaste, lo que lo hace menos propenso a averías. Salvo que el reloj sufra daños accidentales, no será necesario realizarle un mantenimiento en 10 años. Por supuesto, cuenta con sistema de parada del segundero y todos las prestaciones habituales, como la carga bidireccional.

Oris Calibre 400 Detalle frontal

Un nuevo estándar en calibres suizos

Oris da garantía de 10 años en los relojes que montan este movimiento, como en el Oris Aquis Date calibre 400, el primer reloj en incorporarlo, un nuevo listón en este aspecto, que el resto de marcas no van a poder igualar por el momento.

La creación de este movimiento por parte de una marca como Oris, que no lo tiene fácil entre marcas dominantes, es algo digno de reconocimiento, pero no es algo nuevo para la marca de Hölstein, manufactura desde hace tiempo, con calibres como el 110, o relojes como el Oris Big Crown ProPilot X, que incluía el extraordinario calibre 115.

El diseño del calibre Oris 400 prevé el hecho de incorporar otras funciones, como hora GMT o cronógrafo.

Oris Aquis Date calibre 400

Oris Aquis Date calibre 400

Con el diseño habitual de los diver de Oris, el Aquis Date calibre 400 lleva una caja de 43,5 mm de diámetro y 14 mm de altura, combinando superficies pulidas y satinadas. El bisel, en perfecta armonía con la caja y la esfera, es cerámico. Monta un sistema patentado de cambio rápido de correa o brazalete, muy sencillo de usar, y es un reloj en el que todo parece encajar y funcionar perfectamente, muy recomendable en su rango de precio.

Precio del Aquis Date calibre 400

El precio oficial es de 2.900 euros con la correa de caucho y de 3.000 euros con el brazalete.