En esta entrada trataremos la protección de tus relojes y los seguros. También te servirá para otros objetos de valor.

Cómo protegerte contra el robo o el daño de tus relojes

Asegurar los relojes, tanto por el tema de que se trata y de la seguridad de los mismos, como por el coste que supone en gasto en seguros, no es un tema menor y debemos tratarlo que la seriedad que requiere y dedicarle el tiempo necesario en la valoración, si vale la pena hacerlo, y en su contratación, sin precipitarnos. Si uno quiere asegurar su Rolex debe tratar el tema con detenimiento.

Debemos tener en cuenta 3 circunstancias o tipos de seguros:

Cómo asegurar tus relojes de lujo

Seguro de hogar: El valor asignado al contenido sólo cubre el valor que tenga en muebles, ropa, electrodomésticos y similares. Los objetos de valor quedan excluídos

Seguro del hogar + joyas, relojes, etc.: Los añadidos suelen suponer un gran incremento en la prima de la póliza (sobre un 30% o un 50%, aunque depende del valor por el que quieras asegurarlos). Hay que ver en detalle las cláusulas y ver si cubre el valor por completo y en qué condiciones. Debes estipular el capital asegurado, independiente del valor del continente (el anterior). En algunos casos te exigen que estos objetos de valor estén dentro de una caja fuerte y tengas alguna medida de seguridad en casa, de ello también dependerá el coste final. Puedes tener un valor de contenido en tu póliza de, por ejemplo, 20.000 euros (lo que correspondería a muebles, electrodomésticos, etc.) y añadir en objetos de valor como relojes, por ejemplo, 35,000. El valor total del contenido en tu póliza sería de 55.000 euros, pero tienes que leer bien las cláusulas para ver si, a pesar de haber valorado dichas joyas o relojes en 35.000 euros, en caso de querer cobrar la cuantía por robo, destrucción, daño, etc. si llegan a cubrir el valor total, ya que a veces no lo hacen, si cubren sólo la reparación, el reemplazo, etc.. Siempre hay que leerlo todo con detenimiento, si es posible con alguien entendido en la materia.

Seguro independiente para relojes: Si quieres contratar una póliza independiente para tus relojes, joyas u objetos de valor, específica para ello, este tipo de seguros suelen cubrir el valor real, siendo el coste de su prima bastante superior, por lo que tienes que valorar qué relojes vale la pena asegurar y hacer una valoración general de qué seguro te compensa contratar.

Hay que destacar que, tanto estos seguros, como los del hogar en los que añadas también relojes u objetos de valor, suelen tener cobertura tanto dentro como fuera de casa, por si sufres un daño o robo cuando estés en la calle. El mantenimiento general de un reloj, y su desgaste por un uso normal del mismo, no está cubierto por las pólizas de seguros.

Cuando hagas un seguro que cubra tus relojes, ya sea el seguro de casa ampliado o uno específico, detalla bien si se trata de un reloj nuevo (a veces los seguros consideran una depreciación, que hay que tener en cuenta), la referencia del modelo, su número de serie y cuantos datos sean oportunos, y haz fotografías detalladas del mismo y de su documentación para tener tranquilidad en caso de que tengas que reclamar. Jamás debes tirar la caja y los papeles de un reloj, también su factura de compra, tanto si es nuevo como usado, puede que te encuentres con mil problemas a la hora de las reclamaciones, como con cualquier otro seguro. Si el reloj o la pieza a asegurar es rara o antigua, tásalo convenientemente con un experto que te entregue también documentación al respecto.

Seguros para smartwatches

Los seguros para relojes inteligentes suelen tratarse en pólizas específicas, como las de los teléfonos móviles, tablets, ordenadores y otros equipos electrónicos, que no son tan interesantes por el valor intrínseco pero sí por los cambios de batería gratis, reemplazo del equipo por otro similar mientras éste tiene que estar reparándose, y otras cosas.

En resumen, cuando tenemos varios relojes de alto valor, contar con una caja de seguridad en casa para guardarlos es más que recomendable, y si además contamos con otras medidas en casa, como en la puerta, y un sistema de seguridad, es probable que el seguro no sea necesario, aunque la decisión la debe tomar cada uno, claro.