OMEGA Y EL APOLLO 13

OMEGA Y EL APOLLO 13

Los 14 segundos críticos entre el éxito y el fracaso

Launch - Apollo 13

Cuando la misión Apolo 13 despegó, el 11 de abril de 1970, nadie, ni a bordo ni en tierra, podía prever el drama y el posible desastre que se avecinaban.

La tripulación, mandada por el veterano astronauta James Lovell, tenía como destino la Luna. Este iba a ser el tercer alunizaje humano y el siguiente capítulo exitoso del proyecto Apolo. Junto con el piloto del Módulo de Mando, Jack Swigert, y el piloto del Módulo Lunar, Fred Haise, los tres astronautas estaban equipados con sendos cronógrafos OMEGA Speedmaster Professional, parte del equipo oficial de la NASA para todas las misiones espaciales tripuladas desde 1965.

Astronaut James A Lovell Jr commander for NASA Apollo 13 mission

Como siempre, los relojes habían sido suministrados como una pieza esencial del equipo de la misión. Como describió James Ragan, el ingeniero de la NASA que probó y calificó por primera vez el OMEGA Speedmaster, en 1964: “El reloj era un respaldo crítico. Si los astronautas alguna vez perdían la capacidad de hablar con la Tierra o la capacidad de sus cronómetros digitales, lo único con que contarían sería con los relojes de sus muñecas. Necesitaban llevarlos allí por si tenían un problema”.

De hecho, el Apolo 13 sufrió un grave problema a los dos días de su lanzamiento. Cuando un tanque de oxígeno explotó a bordo, paralizó el Módulo de Servicio y sumió a los astronautas en una situación realmente peligrosa. La misión a la Luna se abandonó. Ahora, se trataba simplemente de llevar a la tripulación sana y salva a casa.

Astronaut James Lovell at his position in the Lunar Module

Parte de la innovadora estrategia de rescate, dirigida desde Houston, consistió en trasladar a los astronautas al Módulo Lunar. Sin embargo, esta nave no estaba construida para soportar a tanta gente durante tanto tiempo. Por lo tanto, para ahorrar energía, la tripulación lo desactivó casi todo: sus cronómetros digitales quedaron fuera de servicio y los astronautas se encontraron a merced de la oscuridad y en condiciones de congelación.

El Apolo 13 se enfrentó a muchos retos complicados en los siguientes días, mientras la NASA trabajaba sin descanso para superar la situación cada vez más imprevisible. Pero fue en el último obstáculo cuando se requirió la precisión esencial de OMEGA.

Debido a que la misión se había desviado de su ruta unas 60 a 80 millas náuticas, el módulo entraría en la atmósfera terrestre en ángulo incorrecto y volvería rebotado al espacio, sin posibilidad de recuperación.

Omega Speedmaster Professional Moonwatch Omega Speedmaster Professional Moonwatch Macro Omega Speedmaster Professional Moonwatch Caseback

Por lo tanto, para enderezar manualmente la derrota de la nave, se requería un consumo exacto de 14 segundos de combustible. Simplemente, no había lugar a errores. Sin sus cronómetros digitales, Swigert usó su cronógrafo OMEGA Speedmaster para cronometrar la combustión, mientras Lovell dirigía la nave guiándose por el horizonte de la Tierra. Como diría más tarde James Lovell, el comandante de la misión: ” Utilizamos el reloj OMEGA que Jack llevaba en su muñeca y yo tuve que controlar la nave espacial. Jack cronometró el encendido del motor, para hacer esa corrección y así poder volver a casa a salvo”.

Apollo 13 crew recovery after splashdown

Para gran alivio, la original maniobra funcionó perfectamente y, finalmente, el 17 de abril, 142 horas y 54 minutos después del lanzamiento, el Apolo 13 amaró sin peligro en el Océano Pacífico Sur. El reloj había cumplido su papel y funcionó exactamente como se esperaba.

Más tarde aquel año, el 5 de octubre de 1970, OMEGA recibió el “Silver Snoopy Award” de la NASA, como muestra de gratitud por sus contribuciones al éxito de las misiones de los vuelos espaciales tripulados. Cuando se creó el prestigioso premio, Snoopy fue elegido mascota no oficial de la NASA, por su capacidad de mantener las cosas tranquilas en situaciones graves. También enfatizaba el éxito de la misión y actuaba como “perro guardián”.

Aun hoy, la insignia en plata de ley es un preciado recordatorio de la historia de OMEGA en la exploración espacial y, sobre todo, del decisivo papel que desempeñó en el “exitoso fracaso” del Apolo 13.

OMEGA SPEEDMASTER PROFESSIONAL APOLLO 11 45TH ANNIVERSARY, DE EDICIÓN LIMITADA

OMEGA SPEEDMASTER PROFESSIONAL APOLLO 11 45TH ANNIVERSARY, DE EDICIÓN LIMITADA

Omega Speedmaster Professional Apollo 11 45th Anniversary_Edición Limitada

En julio de 1969, dos astronautas de la NASA se convirtieron en los primeros seres humanos que pusieron sus pies en la superficie de un cuerpo celeste. Cuando Neil Armstrong y Buzz Aldrin pisaron la Luna, ganaron el reto lanzado solo unos pocos años antes por el presidente John F. Kennedy. La hazaña ha sido descrita como uno de los mayores logros tecnológicos de la humanidad, y OMEGA estuvo allí, en aquella ocasión histórica.

Ceñido a la manga de su traje espacial, Buzz Aldrin llevaba un cronógrafo OMEGA Speedmaster Professional. Neil Armstrong había dejado su propio Speedmaster a bordo del Módulo Lunar, como apoyo fiable del sistema electrónico de cronometraje.

El reloj OMEGA Speedmaster Professional Apollo 11 45th Anniversary de Edición Limitada conmemora el primer alunizaje y celebra su relación con el icónico cronógrafo que participó en la aventura.

Recordando los colores de la Luna y de los módulos lunares y de mando del Apolo 11, el reloj de Edición Limitada luce una caja gris, de 42 mm y totalmente cepillada, en titanio de grado 2 con un toque de oro.

La esfera en PVD de color negro, con contadores de 30 minutos y de 12 horas y pequeño segundero, se ha grabado mediante un láser especial, que da relieve a los elementos del diseño al quitar el material que rodea el nombre, los índices y números de las subesferas y los índices intermedios de la escala horaria. Las agujas horarias centrales y sus correspondientes índices horarios, así como las agujas de las tres subesferas, están realizados en oro rojo de 18 qt y el segundero central de cronógrafo está revestido de oro también rojo. El material Super- LumiNova que recubre las agujas horarias centrales, el segundero de cronógrafo, los puntos de los índices horarios principales y los dos círculos situados a las 12 emiten luz verde. Un cristal de zafiro, resistente al rayado, con forma de estuche y tratamiento antirreflejos en ambas caras, protege la esfera. El bisel, en oro OMEGA SednaTM de 18 qt, está realzado por un aro de cerámica negra mate con escala taquimétrica, un elemento de diseño característico de la colección Speedmaster.

El fondo de caja atornillado lleva en relieve el icónico emblema del hipocampo y, en su corona circular externa, figuran grabadas en negro las frases “FLIGHT QUALIFIED BY NASA FOR ALL MANNED SPACE MISSIONS”, “THE FIRST WATCH WORN ON THE MOON” y “APOLLO 11, 45TH ANNIVERSARY, LIMITED EDITION, 0000/1969”.

Otra llamativa característica del reloj Speedmaster Professional Apollo 11 45th Anniversary de Edición Limitada es su pulsera de tela, inspirada en las pulseras de la OTAN, cuyas versiones originales fueron creadas por el Ministerio de Defensa Británico en 1973. La versión actualizada por OMEGA está realizada con un material de muy alta calidad y un nuevo diseño para aumentar la comodidad de uso.

La edición de este reloj está limitada a 1969 ejemplares, número que coincide con el del año en que los primeros humanos pisaron la Luna. El Speedmaster Professional Apollo 11 45th Anniversary de Edición Limitada incorpora el calibre 1861, movimiento de cronógrafo de carga manual, y tiene dos años de garantía. Es hermético hasta una presión de 5 bar (50 metros / 167 pies). Se entrega en un estuche especial junto con su Certificado de Autenticidad.

PVP recomendado: 5.740 €

OMEGA SPEEDMASTER MARK II

OMEGA SPEEDMASTER MARK II

UN CRONÓGRAFO CLÁSICO QUE SE ACTUALIZA

1969 fue un año memorable para la humanidad. Por primera vez, rompimos nuestras barreras terrestres y pusimos el pie en otro mundo: y los primeros astronautas que dieron aquellos primeros pasos lunares iban equipados con cronógrafos OMEGA Speedmaster Professional.

El mismo año, OMEGA presentó el renovado Speedmaster Mark II, un reloj de caja aerodinámica, pero dotado del mismo calibre 861 de carga manual que equipaba el Moonwatch, ya probado en el espacio.

En 2014, OMEGA ha reintroducido este Speedmaster Mark II clásico y lo ha actualizado, al incluir un movimiento automático y una escala taquimétrica visible en las peores condiciones lumínicas: una primicia en la icónica familia Speedmaster.

La caja en acero noble pulido y cepillado es de forma tonneau, con corona y pulsadores pulidos. Un corrector de fecha está situado a las 10 en la caja. La esfera se completa con las tres subesferas ya conocidas: un contador de 30 minutos situado a las 3, otro de 12 horas, a las 6, y un pequeño segundero, a las 9. Un cristal plano de zafiro, resistente al rayado, protege la esfera mate negra o gris.

La escala taquimétrica transparente en el cristal de zafiro está iluminada desde abajo por un aro de aluminio relleno de Super-LumiNova.

Las agujas horarias, barnizadas en blanco y negro, están revestidas con Super-LumiNova, igual que lo está la aguja central de cronógrafo.

Para los fans de OMEGA y los amantes del Speedmaster que buscan un diseño icónico con una nota de color, el Speedmaster Mark II con la esfera gris ofrece un segundero central de cronógrafo en color naranja fluorescente y una escala de minutos a juego.

La caja lleva un brazalete en acero noble cepillado, a juego, con cierre extensible de cremallera y pulsador, patentado por OMEGA. Con el reloj, se entrega una herramienta que permite ajustar la fecha de forma rápida y fácil.

A diferencia del modelo de 1969, el nuevo Speedmaster Mark II está equipado con el calibre 3330 Co-Axial, un movimiento de armado manual con espiral Si14 de silicio y mecanismo de cronógrafo de rueda de pilares.

El nuevo OMEGA Speedmaster Mark II es hermético hasta una presión de 10 bar (100 metros / 330 pies) y tiene una garantía de cuatro años completos.