La medida más importante en un reloj y la que más influye en la decisión de compra, dejando aparte las preferencias de cada uno, que deben ser siempre lo que prime, es el diámetro o el largo de la caja si es un reloj cuadrado, rectangular o “menos redondo” de lo habitual. Es la medida representativa cuando hablamos del tamaño o talla de un reloj. Si basamos nuestra compra en cómo nos quedará en la muñeca, para muñecas pequeñas, de entre 15 y 16cm se suele recomendar relojes de alrededor de 36, 38 ó 40mm de diámetro. A partir de ahí, con muñecas más grandes, el tamaño es algo indiferente, ya que cualquier reloj de tamaño pequeño o de más diámetro, como los de 44, 47 ó 48mm quedarán bien con toda seguridad. Relojes de 50, 55 ó 60mm de diámetro sólo se aconsejan para muñecas de muy gran tamaño, de lo contrario se verán fatal en la muñeca lo mires por donde lo mires.

Cómo medir la muñeca para reloj

Para medir la muñeca en caso de que te interese dicha la medida para el largo de una correa o para ajustar el brazalete del reloj, sólo necesitas una cinta métrica flexible o algo similar que poder medir luego, una vez marcada la medida, como una cuerda pequeña o un cordón. Rodea la muñeca y toma la medida o marca con un rotulador si utilizas un cordón o similar. Mide cerca de la mano (que es donde debe llevarse el reloj) y añade algo menos de 1cm a la medida para que el ajuste sea perfecto. El reloj no debe llevarse suelto en ningún caso, ni apretado, simplemente ajustado, procurando que no baile.

Medidas importantes en un reloj

En cuanto a las medidas importantes de un reloj, además del diámetro de la caja, están el grosor de la misma y el ancho o distancia entre asas (puedes ver aquí las partes de un reloj de pulsera).

Medidas de un reloj

Diámetro de la caja del reloj

El diámetro de la caja de un reloj se mide sin contar la corona, entre los dos puntos equidistantes del centro a la mínima distancia (teniendo en cuenta que muchas veces la caja no es redonda o perfectamente redonda en toda su forma).

Hay casos en los que el diámetro no es tal, o no es la medida significativa, dependiendo de lo que se alargue la caja hasta las asas, de su forma, o la manera en que la correa se une a la caja. Por ejemplo, un flieger o reloj de piloto, o un Panerai, que son relojes de 44mm o 47mm de diámetro no tienen cajas alargadas, ya que las asas suelen ser pequeñas, y la correa se une de manera flexible a la misma, por lo que estos relojes son muy cómodos y se ven bien también en muñecas pequeñas, mientras que, por ejemplo, en un Audemars Piguet Royal Oak, la medida del diámetro no tiene mucho sentido, ya que el reloj es considerablemente más largo hasta las asas, además de que, brazaletes y correas en estos modelos se unen de manera tangencial al reloj, haciendo que se adapten virtualmente mucho mejor a muñecas mucho más grandes.

Grosor de la caja

El grosor de la caja del reloj es el espesor de la misma en su parte más gruesa. Se cuenta todo, desde la tapa hasta el cristal si éste sobresale. El interés de esta medida es simplemente informativo, aunque puede ser de utilidad si buscamos un reloj que llevar con camisa, siendo interesantes relojes finos, de 12mm o menos de grosor. Muchas veces, a los aficionados les gustan relojes de gran grosor, como muchos relojes de buceo o divers, cuyo espesor y paredes de la caja influyen directamente en la resistencia al agua o hermeticidad del reloj.

Distancia o ancho entre asas

La medida interna entre las asas de la caja, el famoso “lugs width”, en inglés, es muy importante, ya que nos dará el ancho de la correa o brazalete que necesita el reloj. Medir esto es sencillo y es un dato siempre presente en las fichas técnicas de los relojes.

Cómo se mide el ancho de la correa de un reloj

El ancho de la correa de un reloj se mide en el extremo que enlaza con la caja del reloj. Normalmente las correas, para no sobrecargar la muñeca, reducen su ancho de forma paulatina hasta el otro extremo, por lo que la medida de la hebilla o del cierre, del tipo que sea, debe tomarse en el ancho de la correa en ese extremo. Usualmente, existen correas de 22mm de ancho, con 20mm de ancho en el cierre, de 24-22mm, de 18-16mm, etc. El largo de una correa no es tan relevante, pudiendo hacerse más agujeros en la misma en casi todos los casos si es necesario.

Tamaño de reloj para mujer

Partiendo del hecho de que la elección del reloj debe fundamentarse en el gusto personal de cada uno, y de que también a una mujer le puede quedar perfectamente un Rolex Submariner de 40mm en la muñeca, las mujeres suelen elegir relojes de menor diámetro, desde los 26 ó 28mm hasta los 34 ó 36mm, siendo muy habituales los de 31 ó 33mm de diámetro. Estos relojes de menor diámetro quedan mucho mejor estéticamente en muñecas más pequeñas.