Breguet Classique Grandes Complications 5395BR1S9WU_PR_Speciale

Para su nuevo Classique Tourbillon Extra-Plat Squelette 5395, Breguet ha elegido esqueletizar su movimiento tourbillon extraplano de 3 mm de grosor. Una hazaña tanto técnica como artística que rinde tributo a los oficios artesanales y en la que el relojero ocupa un lugar de honor.

Existen objetos cuyas cualidades intrínsecas suscitan fascinación. Sin lugar a dudas, el nuevo Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Squelette 5395 es uno de ellos. La finura extrema de su Calibre 581 había impulsado a la Manufactura, en realizaciones anteriores, a realizar proezas técnicas muy audaces. La concepción del tourbillon en particular fue replanteada para dar vida a una arquitectura única. Hoy, la Maison eleva aún más el listón al retirar cerca del 50% del material de este movimiento, ahora inamovible. Así esqueletizado, este calibre de oro de 18 quilates juega literalmente con los límites de la física y nos recuerda que, en Breguet, los relojeros practican un verdadero oficio artesanal, pues han añadido el grabado, el guilloché y el achaflanado para alcanzar un resultado extraordinario.

Un movimiento extraplano

El Calibre 581 extraplano es una obra maestra de la Alta Relojería. Con sus 3 mm de grosor, es uno de los más finos movimientos de tourbillon de carga automática del mundo. Una hazaña técnica que necesitó una serie de ajustes, la mayoría complejos. La masa oscilante se desplazó a la periferia de la platina, una opción que permite reducir el grosor conservando una visión abierta sobre la mecánica del reloj. Por su parte, el tourbillon se ha beneficiado de un replanteamiento completo: la jaula de titanio engrana directamente con el tren de ruedas, y no por medio de un piñón colocado en su base; además, el escape de silicio adopta una construcción acodada específica que permite ahorrar un espacio importante. Una estructura muy singular que solo Breguet produce en serie.

Ligereza y transparencia

Muy ligero –el conjunto de la jaula solo pesa 0,290 gramos–, dotado de una reserva de marcha excepcional de 80 horas gracias a un barrilete de “alta energía” que palpita a 4 Hz –una frecuencia particularmente elevada para un tourbillon–, este Calibre 581 ya ha equipado las referencias 5377 y 5367. Por primera vez se presenta hoy íntegramente esqueletizado para ofrecer una interpretación contemporánea de esta técnica ancestral. La platina y los puentes de oro están calados, de manera que desvelan la anatomía mecánica del movimiento. La dificultad de la empresa consiste en retirar la mayor cantidad posible de materia conservando las propiedades técnicas de los distintos componentes. Una verdadera complicación relojera adicional, aún más arriesgada por la elección del oro. Una vez endurecida la aleación elegida, son necesarios un saber hacer y un cuidado extremadamente especializados para garantizar el exigente resultado final. Breguet es una de las últimas manufacturas que trabajan con oro en este nivel de rendimiento.

Los oficios artísticos

El movimiento destaca también por la peculiaridad de sus acabados y sus decoraciones fuera de serie, empezando por el guilloché de las pocas superficies restantes de la platina. El motivo Clavos de París está aquí realizado con diamante, un método que aporta un brillo particular a la obra pero que no tolera ninguna imprecisión. Una intervención como esta en este tipo de pieza constituye una primicia para Breguet. En cuanto a las aristas vivas, están pacientemente achaflanadas con una lima hasta obtener un bisel de 45° perfectamente liso y regular. Por otra parte, las distintas inscripciones y los bordes que rodean los orificios conllevan un importante trabajo de grabado realizado a mano

Un diseño refinado y minimalista

Esta escenografía excepcional se alberga en una caja acanalada dotada de un cristal box que se abre ampliamente sobre el movimiento. La esfera de zafiro luce índices aplicados de oro azulado. La vuelta de las horas se obtiene por crecimiento galvánico y la minutería está grabada con láser y luego rellena con barniz azul. Este diseño refinado y minimalista se completa con las tradicionales agujas pomme azules y las asas soldadas en el más puro estilo Breguet. El Classique Tourbillon Extra-Plat Squelette 5395 es hermético hasta 30 metros y está disponible con un movimiento gris en una caja de oro rosa o con un movimiento rosa en una caja de platino.

El tourbillon, obra maestra de Breguet

Es un caso único en la historia de los inventos técnicos. Más de 220 años después de su nacimiento, el tourbillon sigue suscitando una enorme fascinación y es, hoy más que nunca, una prerrogativa de la Manufactura. Adaptado a los relojes de pulsera, toma su fuerza particular e inalienable de la legitimidad histórica de Breguet, un verdadero suplemento de alma. Simple o doble, solo o asociado a grandes complicaciones, elaborado con materiales tradicionales o innovadores, el tourbillon jamás había estado tan vivo. Ni tan cerca de su inventor. Presente en casi todas las colecciones, con un peso inferior a un gramo sea cual sea su versión, recuerda el extraordinario dominio relojero de la Maison, convertida hoy en garante del mito.

Los orígenes del tourbillon

Abraham-Louis Breguet solo vendió 35 relojes con tourbillon durante su vida. Esta cifra confidencial da una idea de la extrema complejidad de este mecanismo excepcional. Si bien fue patentado en 1801, necesitó nada menos que diez años de experimentaciones e investigaciones, entre 1795 y 1805, para su desarrollo. En una época en que el reloj se llevaba a lo largo del cuerpo, en posición vertical, el Maestro intentó imaginar una forma de compensar el efecto nefasto de la atracción terrestre sobre el funcionamiento del oscilador y, en consecuencia, sobre la precisión cronométrica del movimiento. Así fue como tuvo la idea de embarcar el par volante-espiral y el escape (áncora y rueda de escape) en una jaula móvil que giraba sobre sí misma. La doble rotación de esta jaula y de sus órganos inspiró a Breguet el nombre de “tourbillon”, en su acepción olvidada de “sistema planetario en rotación en torno a un eje único”. El invento, con su ingenioso principio y su funcionamiento cautivante, jamás dejó de suscitar respeto, desde su presentación hasta nuestros días.

Breguet Classique Grandes Complications 5395PTRS9WU_PR_close up

DESCRIPCIÓN DEL BREGUET CLASSIQUE TOURBILLON EXTRA-PLAT SQUELETTE 5395 REF. 5395BR/1S/9WU

Caja de oro rosa de 18 quilates con carrura finamente acanalada y cristal box. Fondo de cristal de zafiro. Diámetro: 41 mm. Grosor: 7,70 mm. Asas soldadas, pasadores atornillados. Hermética hasta 3 bar (30 m).

Esfera en cristal de zafiro con la firma Breguet. Vuelta de las horas excéntrica con números romanos. Agujas Breguet à pomme évidée de acero azulado.

Movimiento esqueletizado mecánico de carga automática, achaflanado, grabado y guilloché a mano. Numerado y con la firma Breguet. Calibre 581SQ extraplano (3 mm). 325 componentes. 16 líneas. 33 rubíes. Masa oscilante periférica. Reserva de marcha de 80 horas. Barrilete sobre rodillo con rodamientos de esfera. Escape de áncora de canto invertido con asas de silicio. Volante Breguet. Jaula de tourbillon de titanio. Segundero pequeño sobre eje del tourbillon.

Correa de piel de aligátor con hebilla desplegable de oro.

Disponible igualmente en platino: Referencia 5395PT/RS/9WU

Breguet Classique Grandes Complications Guillochage 5395 Breguet Classique Grandes Complications Gravure 5395 Breguet Classique Grandes Complications Anglage 5395 8 Breguet Classique Grandes Complications Anglage 5395 6 Breguet Classique Grandes Complications Anglage 5395 4 Breguet Classique Grandes Complications Anglage 5395 2